La tecnología avanza a una velocidad de vértigo, a veces demasiado rápido para que la sociedad pueda asimilar todo al tiempo… un claro ejemplo es la carga inalámbrica con cargadores electromagnéticos o Wireless, un tipo de carga que fue creada hace unos 10 años y, que a día de hoy, muy pocos utilizan.

La oficina sin cables está cada vez más cerca, cada vez contamos con menos cableado recorriendo suelos, mesas o paredes, y esto es gracias a los sistemas de carga inalámbrica.

Seguir leyendo