Son muchas las personas que padecen problemas en la piel, en la de la cara, que es más sensible y que está más expuesta a los agentes exteriores. Además de las pieles sensibles, también distinguimos un tipo de dermis que se denominan RDSI: reactivas, deshidratadas, sensibles e irritables. Estas son las características de las personas con una piel reactiva. Seguir leyendo