El próximo 1 de julio se cumplirán diez años de la entrada en vigor del carnet por puntos, momento en el que tocará hacer balance de los datos y cifras recogidos a la largo de la última década. Es innegable que gracias a este sistema de penalización se ha logrado mejorar en muchos aspectos de educación viaria, y que las víctimas mortales a lamentar en carretera se han reducido considerablemente. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer ya que son también muchos los conductores que siguen perdiendo puntos del carnet, y otros tantos los que agotan el saldo y se ven privados de su permiso para circular. Seguir leyendo