Ir por la carretera es, para muchos, un verdadero placer. Ponerse a volante y conducir durante horas puede ser un auténtico disfrute, aunque no debemos olvidar que la seguridad es lo primero.  Seguir leyendo