¿A quién no le gusta comer bien? Todos, en mayor o menos medida, valoramos el poder disfrutar de un buen plato en la mesa, elaborado con los mejores ingredientes y con un sabor agradable al paladar. Sin embargo, la realidad es que no todos tenemos la misma destreza en la cocina y muchos son los que tienen que conformarse con platos fríos o sencillos porque no saben cocinar. Para ellos, y para todos los demás, la solución tiene nombre: robot de cocina.

Los robots de cocina constituyen una auténtica revolución a la hora de preparar cualquier tipo de plato. Muchas de las personas que se consideran cocinillas se resisten a caer en su uso porque no creen que a eso se le pueda llamar cocinar… Pero una vez lo prueban, no hay vuelta atrás. ¡El robot de cocina gusta a todo el mundo, y una vez lo pruebas no puedes vivir sin él!

Este artilugio realizar una amplia cantidad de funciones de forma rápida y sencilla, sin ensuciar ni hacer que tengamos que mancharnos las manos. Triturar, amasar, picar, rallar o  batir son algunas de las cualidades de los robots de cocina. En el mercado hay muchos modelos, de distintas marcas y con más o menos funcionalidades. Del uso que le queramos dar y del precio que estemos dispuestos a pagar dependerá nuestra adquisición.

Las capacidades culinarias de estos artilugios son muy amplias. Con él podemos elaborar pan, pasteles y bizcochos, guisar todo tipo de carnes, elaborar purés, rallar queso, trocear y picar verduras, cocer pasta y arroces… Las opciones son tantas que se han editado diversos libros con recetas específicas para hacer con un robot de cocina.

robot de cocinaOtra de las grandes ventajas de los robots de cocina es la posibilidad de programación (según el modelo). Antes de salir de casa se colocan los ingredientes en crudo dentro del depósito del electrodoméstico. Se programa a qué hora queremos que la comida esté lista, y el sistema inteligente del aparato se pondrá en marcha con la antelación que los productos a cocinar precisen. Así, al llegar a casa, tan solo tendremos que sentarnos y disfrutar de nuestro delicioso plato aún caliente.

Por lo que se refiere al método de cocción, algunas marcas poseen un sistema de calentamiento por inducción que efectúa un control exacto de la temperatura, de manera que los alimentos se procesan a la vez que se calientan. Pero tal y como mencionábamos al inicio, los programas que incluyen los robots de cocina ofrecen la posibilidad de amasar, de hacer helados, de emulsionar, estofar, freír, hornear, cocer al vapor,… Son tantas las recetas que se pueden llevar a cabo que una vez lo empieces a utilizar no querrás cocinar de otra manera.

Cabe destacar además que el uso de un robot de cocina te permite ahorrar tiempo porque el rato que antes dedicabas a preparar los alimentos y a estar en la cocina pendiente de ellos lo pueden invertir en otra actividad. Con este aparato la comida no se te quemará ni se pasará porque los programas controlan el tiempo necesario de cocción y se detienen al cumplirlo. ¡Es como tener un chef en casa!

Una manera rápida, segura, sencilla y cómoda de preparar los mejores platos y postres para nosotros y para toda la familia. El robot de cocina es el mejor aliado en casa, un artilugio que nos hará disfrutar en la mesa sin necesidad de tener las dotes de un chef.