Superar los problemas de aparcamiento en la ciudad, olvidar los precios de la gasolina o dejar de depender de los horarios del transporte público es posible gracias los motores eléctricos, y no solo se lo debemos a los coches eléctricos (que por sí solos no solucionan los problemas de movilidad), sino a la amplia gama de vehículos motorizados que ya están en el mercado a un precio asequible.

Las bicicletas con asistencia al pedaleo, las motos eléctricas y los patinetes ya se están haciendo hueco en la ciudad.

Bicicletas con asistencia al pedaleo

La bicicleta es una buena opción para moverse por la ciudad, su asistencia al pedaleo permite moverte por la ciudad sin sudar. Para que una bicicleta sea considerada como tal, y no como ciclomotor, su potencia máxima ha de ser de 0,25 kilovatios y su funcionamiento debe verse interrumpido automáticamente cuando la baje de los 25 kilómetros por hora. De lo contrario, estaremos ante un ciclomotor que habrá que matricular y para el que se necesitaría una licencia, seguro…

Con la bicicleta eléctrica no es obligatorio usar casco cuando nos movemos por la ciudad (aunque si recomendable) y tampoco es necesario tener ningún tipo de carné.

No todas las bicicletas eléctricas son iguales. Unas llevan las baterías extraíbles, la mejor opción para dejar la bici aparcada en la calle mientras cargamos las baterías en casa o en la oficina, otras tienen las baterías incluidas en el cuadro.

Respecto a la autonomía, depende en buena medida del peso del ciclista y de la orografía de sus trayectos habituales, además de la distancia, pero normalmente, ofrecen una asistencia al pedaleo de unos 40 kilómetros con una sola carga.

También las hay plegables, de montaña, urbanas…

Patinetes eléctricos

El auge de los patinetes años atrás se reinventa ahora con motor y batería. Se convierten en pequeños vehículos, plegables y con manillar. No exento de polémica, su uso se está empezando a regular en las principales ciudades.

El patinete Scooter Yamamoto eléctrico te permitirá circular hasta los 20 kilómetros por hora. Plegable y de tan solo 6 kilogramos de peso, lo hace un patinete muy ligero y manejable. En comparación con su hermana mayor, también es más fácil de meter en el ascensor (o subir por las escaleras en su ausencia), en el metro y guardar en casa o en la oficina.

Moverse por la ciudad en patinete tiene muchas ventajas. Está claro que el patinete no es un vehículo tan rápido como pueden serlo la bicicleta, la moto… Ni permite cubrir distancias tan largas. Sin embargo, su uso se está extendiendo y se ha convertido en un medio de transporte económico y ¡ecológico! dado lo poco que contamina.

Además lo puedes llevar en el metro (al contrario que la bicicleta en hora punta) y como la bicicleta, es más rápido que el coche para buscar aparcamiento.

Por estos motivos, los patinetes eléctricos, van a tener mucho impacto en la ciudad y sustituirán muchos viajes”. Sobre todo, en “trayectos cortos, de intercambio con el transporte público y de ida y vuelta al trabajo”.

¿Qué necesitamos para circular con un patinete eléctrico?

Para subirnos a un patinete eléctrico, no necesitaremos una autorización administrativa específica, ni ningún tipo de licencia ni carnet de conducir. Cualquiera puede subirse a un patinete eléctrico y dejar atrás las caminatas, independientemente de la edad. Tampoco necesitará matricula ni seguro. Voluntariamente el propietario o usuario sí puede asegurar su Vehículos de Movilidad Personal (VMP), o incluso ser un requisito si el consistorio de su localidad lo exige.

Normativa sobre los Vehículos de Movilidad Personal

La DGT propuso un marco legal para este tipo de vehículos como “vehículos capaces de asistir al ser humano en su desplazamiento personal y que por su construcción, pueden exceder las características de los ciclos y estar dotados de motor eléctrico.”

Dentro de esta escuetísima definición la DGT no lo recoge, pero a su vez los Vehículos de Movilidad Personal se subdividen en cinco categorías: A, B, C0, C1 y C2. Las dos primeras son las que nos interesan porque hacen referencia a los VMP de menos de tres ruedas con capacidad para una sola persona.

  • La categoría VMP A recoge a patines eléctricos, overboard o monociclos con una velocidad máxima no superior a 20 km/h, un masa inferior a 25 kg y con unas medidas no superiores a 0,6 metros de ancho, 2,1 metros de alto y 1 metro de largo. No es obligatorio que dispongan de timbre ni dispositivo de frenado.

 

  • La categoría VMP B hace referencia a vehículos como patines eléctricos o Segway con una velocidad máxima de 30 km/h, un masa máximo de 50 kg y unas dimensiones por debajo de 0,8 metros de ancho, 2,1 metros de alto y 1,9 metros de largo. En su caso el timbre y el sistema de frenado sí son obligatorios.

Justo después de la breve definición de la DGT sobre los VMP, el texto señala a los ayuntamientos como los encargados de regular la circulación de estos vehículos sugiriendo “limitaciones en función de su velocidad máxima, construcción, masa, capacidad, propósito u otros criterios que consideren relevantes”.

Donde la DGT sí es tajante es que estos Vehículos de Movilidad Urbana son precisamente eso, vehículos. Por lo tanto se imposibilita de manera directa su asimilación como peatones desterrando a los VMP de las aceras y zonas peatonales, pero al mismo tiempo tampoco los considera vehículos a motor porque no llegan a los mínimos requisitos para considerarlos como tal.

Valencia es una de las ciudades que ya ha comenzado a regular el uso de estos vehículos, y establece que permitirá a los patinetes de tipo A y B (clasificados así según alcancen los 20 o 30 km/h, respectivamente) a circular por el carrill bici (esté integrado en la calzada o no). También por las calles de un solo carril (o de un solo carril por sentido), cuya velocidad máxima pretenden reducir a 30 km/h. Los de tipo A, además, podrán circular por calles peatonales con restricciones.

 

Consigue en Publipunto.com puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsalud,motor,  regalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: