Papeles obligatorios que llevar en el coche

Son muchos los aspectos que debemos cuidar cuando vamos por carretera, así que hay que estar atento a todos los detalles para evitar contratiempos…¡y las temidas multas! Uno de los puntos por donde nos pueden pillar con la guardia baja es con la documentación necesaria para circular. Hay una serie de documentos que son de obligatoria presencia en nuestro vehículo y cuya ausencia se traduce en sanción.

La ley actual exige que tanto la persona que conduce como el propio vehículo dispongan de una serie de documentos. Es evidente que todo conductor debe llevar consigo el permiso de conducir que acredite que se es poseedor del carnet pertinente y que está autorizado para circular. Por su parte, el coche también debe contar con un permiso de circulación propio así como de la tarjeta de ITV en vigor. La pegatina que se coloca en la luna delantera del vehículo indicará que ese coche ha pasado las revisiones pertinentes y hasta qué año tiene autorizada la circulación. Si además se han solicitado autorizaciones especiales, como por ejemplo la credencial de minusvalía, también deben portarse con nosotros. Todos estos documentos son obligatorios, y no poder mostrarlos cuando las autoridades los solicitan constituye una sanción.

Por ley también es necesario que nuestro vehículo, ya sea un coche,  una motocicleta o una furgoneta, cuente con un seguro. Es recomendable, aunque no exigible, llevar con nosotros la póliza del seguro o, en su defecto, el recibo del pago del mismo.

¿Qué nos puede ocurrir si no llevamos estos papeles encima cuando nos para la Guardia Civil o la policía pertinente? Pues que una sanción económica y administrativa está asegurada. En el caso del carnet de conducir, no llevarlo en el momento en que es solicitado nos costaría 10 euros pero llevarlo con algún dato erróneo, es decir, sin actualizar, tendría un coste de 80 euros. Llevarlo caducado ya hace que la multa suba hasta los 200 euros, mientras que atreverse a conducir cuando nos han retirado el carnet nos costaría 500 euros y 4 puntos del carnet.

La falta de la tarjeta de la ITV o del recibo de la última inspección tendría una multa de 10 euros pero si la llevamos caducada, la sanción ya se iría a los 200 euros. Por otra parte, no llevar el permiso de circulación con nosotros tiene un precio de 10 euros, pero si el coche no cuenta con dicho permiso, nos tocará pagar 500 euros. El tema del seguro también es sancionable, y no tenerlo nos puede costar entre 601 y 3.005 euros, además de la inmovilización del vehículo.

Como podemos ver, no contar con los documentos en regla necesarios puede salirnos muy caro. No obstante, tenemos que tener en cuenta que no podemos llevar una fotocopia de los mismos sino que tienen que ser o bien los documentos originales o bien copias compulsadas. En caso de querer circular por el extranjero, los únicos que serán válidos serán los originales. Los países de la Unión Europea no nos exigirán más que nuestro carnet de conducir en vigor y el DNI (además de los permisos detallados con anterioridad). Pero si viajamos a una zona fuera de los límites de Europa, hay que contar con un permiso de conducir internacional que se solicitará en la Jefatura de Tráfico.

Ahora en Publipuntoconseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos

También te puede interesar:

1 Comentario

  1. Es muy importante llevar siempre en regla el permiso de conducir, el permiso de circulación del vehículo, la tarjeta de la ITV y el papelito del seguro, que no se nos olvide…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *