El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la instalación de dos nuevos medidores de velocidad para reducir el ruido de Batán pese a que el Organismo de Medio Ambiente reconoce que hay otros métodos mejores y con menor impacto sobre el tráfico.

Para el último trimestre del año se esperan dos nuevos radares de velocidad en la capital, uno de ellos se tratará de un nuevo radar de tramo a la salida de la A-5 que obligará a los conductores a reducir la velocidad de 70 a 50 km/h. Un nuevo punto doble de control cuyo expediente de suministro e instalación está en este momento en el trámite para su licitación y posterior adjudicación. Una vez adjudicado el contrato, el plazo previsto para la instalación del radar es de seis meses, «incluyéndose en este plazo la certificación metrológica que posibilitará el arranque de las mediciones en esta vía de salida de la capital».

Una vez habilitado, el radar de tramo podría controlar a una media de 57.000 vehículos al mes –durante el 2017 pasaron un total de 682.947 vehículos por este punto y en este periodo, la máxima velocidad media en la zona fue de 88,6 kilómetros por hora, cifra que se obtuvo durante el fin de semana, y la mínima quedó establecida en 57,3 durante la hora punta entre las 17:30 y las 19:30 horas de una jornada de diario. En ninguno de los casos analizados por el área de Medio Ambiente y Movilidad la velocidad en este punto de la capital ha bajado de los 50km/h, cifra que no se podrá rebasar con la entrada en vigor del nuevo radar de tramo.

Con el “objetivo de reducir el ruido a los vecinos del Paseo de Extremadura”, el Ayuntamiento de Madrid ha optado por la instalación de nuevos radares de velocidad en esta zona pese a que en éste Paseo, en el kilómetro 4, ya existe otro radar y no más medidas relacionadas con la reducción de los decibelios.

La dirección general de Sostenibilidad y Control Ambiental analizó en 2016 la eficacia de las medidas a realizar para reducir el ruido en el entorno del Paseo de Extremadura, su objetivo no era otro que analizar el ruido existente en el tramo aproximado de 8 kilómetros de longitud. Finalmente, tras analizar todas las opciones, elaboró un informe con cuatro propuestas:

  1. Combinar la reducción de la velocidad con la aplicación de un asfalto fonoabsorbente, lo cual permite reducir hasta en 7 decibelios los niveles de las fachadas de los edificios residenciales más afectados.

Según explica José Amador, la sola reducción de la velocidad supondría una reducción del ruido en torno a 3 decibelios.

  1. Incentivo del transporte público con la instalación de aparcamientos disuasorios o incrementando y mejorando la oferta actual.
  2. Incentivando formas de conducción respetuosas con el medio ambiente
  3. Instalación de señales visuales que alerten de la velocidad de circulación.

 

Conduce de forma segura y evita que te frían a multas conociendo donde están situados todos los radares fijos con Angel Driver. La comunidad Angel Driver actualiza continuamente la base de datos para que sus usuarios puedan actualizarlo todos los meses de forma gratuita. Además no te pierdas las últimas novedades del motor en la selección Publipunto y en Angel Driver. Te esperan los mejores precios y envíos gratis a partir de 100€. Forma parte del Club Publipunto y comienza a acumular puntos y ventajas.

También te puede interesar: