Además de las multas de velocidad, por saltarnos un semáforo, no poner el ticket del parquímetro o parar momentáneamente en un vado… están las sanciones más raras que te puedes imaginar…
Inconscientemente y de forma inofensiva a veces cometemos algunos actos, que vienen aparejados de una sanción económica y que en ocasiones, puede salirte caro.


Conducir con una mano o un brazo fuera de la ventanilla puede suponer una sanción de 100 euros, y es que, tal y como indica el artículo 18 del Reglamento General de Circulación, conductor y pasajeros deben mantener una posición adecuada dentro del vehículo.

Conducir sin camiseta, con tacones, descalzo o con chanclas se puede convertir en una multa de 200 euros.

Conducir sin camiseta, con tacones, descalzo o con chanclas se puede convertir en una multa de 200 euros. Además, no hay que distraerse cuando vamos a la playa pues, si por descuido aparcamos en una zona de arena que pertenece a un espacio protegido, el error nos puede costar muy caro, hasta 6.000 euros

Estas multas van desde los 80 euros hasta los 2.400 euros.

Por ejemplo colocar carteles de “Se Vende” en las ventanillas del coche, los panfletos en el limpiaparabrisas, las pegatinas y adornos pueden suponen una multa de 80 euros, aunque la normativa depende del municipio.

El claxon, mejor destinarlo solo para casos de emergencia, para evitar un accidente o en caso de que se quiera resaltar una maniobra de adelantamiento. Si se usa en otra situación, pueden sancionarnos con 80 euros.

Si se arroja cualquier objeto por la ventana mientras se conduce el importe es mucho mayor, hasta 200 euros.

No llevar correctamente a la mascota en el coche, o no llevar a los niños en su silla homologada puede suponer una multa entre los 100 y 200 euros.

Mucha atención cuando estamos parados en un semáforo en rojo. Un retoque de maquillaje o comer algo entre horas puede provocar una multa de 200 euros y dos puntos menos del carnet.

Hay otras sanciones que destacan por ser ignoradas por los usuarios en carretera, por ejemplo, si damos un frenazo temerario y excesivamente brusco puede costarnos hasta 500 euros y seis puntos.

La música… más de 2.000 euros.

Pasarnos con la música en una zona de descanso o las inmediaciones de un hospital también conllevan sanción, hasta 2.400 euros si molestas y no dejas dormir a los vecinos y enfermos.

Cuidado ciclistas.

Los coches no son los únicos vehículos que circulan por las vías y cuando hablamos de multas… no hay excepción. Los ciclistas también pueden ser multados por el mismo caso anterior de la música: ocho de cada diez ciclistas circula con los auriculares puestos, según cifras de la Policía de Madrid, una conducta penada con 200 euros.

Los peatones también pueden ser sancionados… si sí, como lees. Cruzar la calle por lugares que no están habilitados para hacerlo puede suponer un pago de entre 80 y 200 euros.

Y, ojo, para los adictos del móvil: casi el 40% de los viandantes afirma desplazarse con la vista fija en su teléfono, ralentizando el paso, andando despistados. Pues bien: atravesar la calzada sin causa justificada excesivamente despacio puede implicar una sanción de 80 euros. Si se produce un accidente y se descubre que la causa era porque el peatón se encuentra bajo los efectos del alcohol y las drogas: hasta 1.000 euros de multa.

 

¡Evita multas y retirada de puntos con el avisador de radares Angel Driver! En Publipunto te ayudamos a conducir de forma segura y cómoda avisándote de las zonas donde están situados los radares fijos y móviles. Visítenos y conozca más sobre el asistente de viaje Angel Driver F15. ¡Emprenda equipado su viaje!

También te puede interesar: