Tras el verano más mortal en las carreteras españolas, con 259 fallecidos, la cifra más alta desde el año 2012, la DGT propone unas soluciones para reducir la siniestralidad que ya desaconsejaron el Consejo de Estado y la Dirección General de Carreteras en 2014.

Tenemos un problema con los accidentes en las carreteras secundarias, es decir, en las de sentidos compartidos”, alertó ayer el director general de Tráfico, Pere Navarro. Y es que es en este tipo de vía donde se han producido el 77% de los fallecidos este verano en accidentes de tráfico. Mientras, la estadística de muertos en carreteras sigue registrando un aumento imparable.


Durante los meses de julio y agosto han perdido la vida en las carreteras españolas 259 personas, 34 víctimas mortales más que en el mismo periodo del año pasado, lo que representa un aumento del 15 por ciento. Esto significa que cada día del verano han muerto cuatro personas.

Bajar los límites de velocidad en las carreteras secundarias

En julio, fallecieron 127 personas (6 más que en 2017), y las cosas fueron aún peor en agosto: 132 víctimas (28 más). Las cifras registradas este año nos equiparan casi a las registradas en 2012, cuando se dejaron la vida en el asfalto 260 personas. Con este panorama ¿qué se puede hacer? El director general de Tráfico lo tiene claro: «Si hay políticas de seguridad vial bajarán los accidentes», dijo. Así que ayer ofreció dos caminos que, en su opinión, pueden ayudar a rebajar la siniestralidad. Por un lado, se mostró partidario de bajar los límites de velocidad en las carreteras secundarias de 100 km/h a 90, siguiendo la senda que han iniciado otros países europeos. Navarro puso el ejemplo de Francia, el espejo en el que casi siempre se mira para abordar cambios en materia de seguridad vial, como hizo con el carné por puntos. Así, explicó que el país galo ha rebajado los límites de velocidad en las carreteras secundarias a 80 km/h después de llevar tres años continuos de aumento de la siniestralidad.

Aumentar el número de radares

“Si queremos avanzar en seguridad vial tenemos que aumentar el número de radares”. Así de contundente se mostró el director de la DGT, Pere Navarro en la rueda de prensa en la que presentó el balance de la accidentalidad en verano, que se saldó con un 15 por ciento más de fallecidos. Tres son las prioridades en su nueva política de seguridad vial al frente de la DGT, como él mismo afirmó: reducir la velocidad en las carreteras secundarias, aumentar los radares y mejorar el diseño de algunas carreteras.

Navarro esgrimió más argumentos en el debate que considera que ha abierto sobre la velocidad en España. Y es que figuramos junto con Rumanía, Polonia, Irlanda, Alemania y Austria en el grupo de países que mantienen los 100 km/h como velocidad máxima, mientras que otros como Suiza, Noruega, Países Bajos, Malta, Francia, Finlandia o Dinamarca ya han bajado a los 80 km/h como tope.

Pero es, sin duda, la segunda medida anunciada por el director de la DGT la que más descontento ha despertado: el incremento de radares en nuestras carreteras. Los 900 radares que hay entre radares fijos y móviles, a criterio de Pere Navarro, son pocos. Lo compara con Francia donde hay cerca de 4.000, el Reino Unido, donde hay 7.200 y Países Bajos, con 852.

Mejora en el diseño de las carreteras convencionales. Soluciones que hagan que los conductores circulen a menos velocidad.

Un tercer pilar de su política de seguridad vial pasa por la mejora en el diseño de las carreteras convencionales, donde a criterio de Pere Navarro todavía queda recorrido de mejora. Soluciones que hagan que los conductores circulen a menos velocidad, como pintar carriles para que dé la sensación de más estrechos, o la incorporación de carriles 2+1, donde dos estén a un lado y el otro en el otro lado “de tal manera que se elimine el riesgo de choque frontal”, bien mediante una línea pintada de separación entre ambas con un enrejado o bien reduciendo la anchura de la vía.

Por otro lado, Navarro ha anunciado que unos 250 guardias civiles se incorporarán en el mes de septiembre a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) para vigilar las carreteras españolas y realizar más controles de alcoholemia y drogas.

Mientras, las organizaciones de automovilistas reclaman «medidas drásticas» y un aumento de la inversión en el mantenimiento de la red de carreteras para reducir el número de víctimas en accidentes de tráfico.

 

El incremento de radares será inminente, conoce la ubicación de todos ellos con con Angel Driver ¡y evita las multas de radar! El avisador de radares Angel Driver F15 y el detector de radares Angel Driver F18 avisarán de su localización para conducir con mayor seguridad.

Descubre las  últimas novedades del motor en la selección Publipunto y en Angel Driver. Te esperan los mejores precios y envíos gratis a partir de 100€. Forma parte del Club Publipunto y comienza a acumular puntos y ventajas.

También te puede interesar: