El Ayuntamiento de Madrid, que anunció la instalación de un nuevo radar de tramo en el paseo de Extremadura, aumentó la recaudación procedente de multas de tráfico en un 35% durante 2016.

Desde 2016, el Ayuntamiento de Madrid tramitó 2,7 millones de expedientes sancionadores, lo que supone un incremento del 28% respecto al año anterior, y un incremento del 35% de la recaudación. Este aumento de las sanciones y recaudaciones por multas de tráfico se tradujo en casi 280 millones de euros para las arcas municipales, donde la mayor parte corresponde a las infracciones detectadas por radares de velocidad en Madrid.

Tras la instalación del primer radar de tramo en vía urbana en España hace apenas unos meses, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha comunicado la colocación de un nuevo radar de velocidad en Madrid: “Estamos analizando distintas alternativas para mejorar el paseo de Extremadura intentando compatibilizar las necesidades de comunicación metropolitana con la movilidad local y la calidad de vida de los vecinos que viven en el entorno”. Pues bien, la primera medida confirmada por el Consistorio para mejorar la movilidad y calidad de vida de los ciudadanos de esa zona ha sido la colocación de un nuevo radar de tramo que, según sus promotores, reducirá el impacto acústico del tráfico y ayudará a reducir el flujo de vehículos hacia la capital.

Este nuevo radar de tramo que se instalará en Madrid está inicialmente calibrado a 70 km/h, pero, cuando el Ayuntamiento efectúe el cambio de velocidad en el tramo, la velocidad máxima será de 50 km/h.

Además de esta medida el Ayuntamiento prevee la instalación de nuevos pasos de cebra y colocación de más semáforos. Asimismo, reducirá el ancho de los carriles para ampliar las aceras y se estudiará la instalación de un carril reversible.

Este nuevo radar de tramo se sumará a los 15 nuevos radares foto-rojo que se están colocando en la Capital a pesar de las sentencias de varios tribunales anulando las multas impuestas en base a las fotografías de las cámaras instaladas en los semáforos.

A día de hoy, los radares que más multas ponen en Madrid durante el primer semestre del año, son los que está colocados en el KM. 19 de la M-30, en Santa María de la Cabeza y en el Paseo de la Castellana 300. Estos dos últimos radares de velocidad han sido instalados hace escasos meses.

También te puede interesar: