Para muchas personas una de la parte más importante de su cuerpo es su pelo. La cara no es la misma ni las facciones se ven igual con un pelo corto que con uno largo, de la misma manera que nos afecta a nivel estético el color o la forma del cabello.

En los dos últimos años se ha puesto muy de moda entre las chicas el uso de extensiones de pelo. De esta forma se puede cambiar de look de la noche a la mañana sin necesidad de visitar al peluquero y consiguiendo algo que, hasta hace un tiempo, era impensable: pasar del pelo corto al pelo largo. Es evidente, sin embargo, que la opción de las extensiones capilares solo es válida para las mujeres, así que la pregunta es ¿qué recurso tienen los hombres que se están quedando sin pelo?

Una de las soluciones de toda la vida ha sido la del peluquín, aunque los chicos de hoy en día son muy reacios a llevarlos y prefieren raparse el pelo y aceptar su calvicie antes de sentirse ridículos llevando un trozo de pelo sobre su calva. El verdadero hándicap viene cuando el muchacho u hombre en cuestión tan solo clarea, es decir, aún tiene pelo por algunas zonas de la cabeza pero en otras ya se le aprecia el cuero cabelludo. ¿Qué alternativa cómoda y sencilla les queda?

Uno de los productos que mejor calado está teniendo entre la población masculina con maquillaje capilar. Un producto que disimula las alopecias difusas aumentando la densidad del cabello y dando más sensación de volumen capilar. Estos productos son el resultado de años de estudio y de la unificación de la nanotecnología y de la cosmética más avanzada. Además, su procedencia es totalmente orgánica y los resultados son increíblemente naturales.

El maquillaje capilar está compuesto por micropartículas de queratina y en su aplicación no obstruyen los poros ni provocan irritaciones en el cuero cabelludo. Por tanto, pueden utilizarse a diario sin temer por la salud de la piel de la zona. Además, otra de sus ventajas es que no manchan y que son imperceptibles a la vista de los demás.

La aparición del maquillaje capilar también ha resultado ser del interés de muchas señoras que por motivos diversos, sobre todo hormonales, han perdido densidad en su cabello y presentan zonas con placas en las que no hay pelo. Ellas también pueden beneficiarse de los resultados y de la comodidad de estos productos que dan unos resultados sorprendentes.

Su aplicación es sencilla: basta con agitar el envase y espolvorearlo por las zonas que deseamos queden disimuladas. Una vez lo hayamos aplicado deberemos pasar la mano por nuestra cabeza para que el producto quede fijado de una forma uniforme y sus fibras se entrelacen con nuestro pelo natural. Y a partir de aquí tan solo hay que peinarlo como se desee. ¿Cómo se retira? De forma sencilla: lavando el cabello con champú habitual.

El maquillaje capilar es la revolucionaria solución a los problemas de alopecias difusas tanto en hombres como en mujeres, ofreciendo unos resultados asombrosos e imperceptibles para nuestro entorno. Resulta mucho más económico y cómodo que llevar un peluquín, colocarse extensiones o someterse a un implante capilar, y su aplicación es tan sencilla y rápida que no nos quitará a penas tiempo. Devolver la densidad y el volumen al cabello es posible gracias al maquillaje capilar.