¡Maldito Jet Lag! Eso es lo que piensan miles de personas cada vez que se bajan de un avión después de haber pasado largas horas de vuelo. Los efectos del cambio de huso horario, algo que ocurre en los trayectos que van de Oeste a Este y a la inversa, afectan tanto a las capacidades de la persona como a su estado de ánimo y humor. Por eso es bueno saber qué consejos seguir cuando vayamos a realizar un desplazamiento en avión de estas características.

Cabe destacar que el jet lag es un efecto que se hace notar sobre todo en los desplazamientos de este a oeste y viceversa. De norte a sur y al contrario no es tan perceptible porque no se atraviesan los usos horarios,  y el cansancio que acumulemos será debido sólo al viaje. En estos casos nuestro cerebro lo tendrá más fácil para adaptarse.

Las personas que padecen el jet lag tras su vuelo sienten una sensación de cansancio extremo que les impide rendir al máximo y disfrutar de los días que estén en el nuevo país. Nuestra capacidad de atención y reacción se ve altamente mermada, y además también notaremos grandes problemas para conciliar el sueño por la noche. A eso hay que sumarle el decaimiento físico y mental, además de las malas condiciones que a veces podemos experimentar en un avión. Por mucho que intentemos dormir en un vuelo, la postura en el asiento no acaba de ser la idónea para ello. Si encima damos con viajeros ruidosos o nos encontramos con muchas turbulencias, el descanso durante el viaje se convierte en algo prácticamente imposible. ¿Qué podemos hacer?

Lo que debemos intentar ante todo es utilizar la luz en nuestro favor. La exposición a la luz será la que determine cuando dormimos y cuando nos despertamos, ya que nuestro cerebro, ante la luminosidad, segrega unos componentes que nos mantienen en vigilia ya que entiende que hay que estar despierto. Para evitarlo, debemos intentar exponernos a la luz cuando corresponda. Por ejemplo, usar antifaces en el avión nos ayudarán a aislarnos y a crear esa sensación de oscuridad propia de la noche, momento en el que descansamos.  Una vez aterricemos en el destino, habrá que tener en cuenta si allí es de noche o de día y tratar de compensar ese horario con el que nosotros ya traemos en nuestro cuerpo.

Otro punto importante que también se desarrolla durante el vuelo es la hidratación del viajero. Hay que beber suficiente líquido y evitar el alcohol y los estimulantes como la cafeína. Por lo que se refiere a la comida, es mejor comer poquitas veces en cantidades menores que realizar pocas ingestas copiosas. De esta forma, ayudamos a tener una digestión ligera sin problemas estomacales.

Sin duda, el descanso que hagamos durante trayecto y una vez llegados al destino será clave para recuperarnos más rápidamente. Si elegimos una almohada viscoelástica elaborada con Celliant, el tejido tecnológico en base a minerales que facilita la recuperación y oxigenación de nuestro organismo, nuestro cuerpo se pondrá a tono en un tiempo inferior que si lo hiciésemos con cualquier otro cojín.

En Publipunto le ofrecemos materiales de descanso que le ayudarán a tener un sueño reparador y un descanso revitalizador. Somos proveedores exclusivos de esta espectacular almohada viscoelástica con fibras de Celliant, ideal para descansar mejor.

Visítenos y mejore su descanso. Benefíciese en Publipunto de gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100 euros y acumule puntos descuentos por sus compras realizadas en el Club Publipuntoinfórmese aquí.

También le puede interesar: