Con el ritmo de vida al que estamos sometidos es normal que no podamos controlar en muchas ocasiones el sueño. Y es que las alteraciones de nuestro día a día repercuten directamente en nuestra capacidad de concentración , y con ello, las posibilidades de relajarnos durante la noche.

Dormir bien es fundamental para que las actividades diarias se desarrollen con normalidad. Descansar correctamente afecta de manera positiva al estado de ánimo, llena tu cuerpo de energía y mejora el sistema inmunológico.

No hacerlo tiene consecuencias en nuestro estado de ánimo, produce irritabilidad, pérdida de memoria o dolores de cabeza, pero el denominado insomnio es más común de lo que pensamos, cerca del 45% de la población mundial está afectado.

El insomnio no se considera estar una noche sin poder dormir. El insomnio aparece cuando hay dificultades durante un tiempo para quedarte dormido, mantener el sueño o ambas. El insomnio puede ser causado por varios factores, entre los que destacan el estrés, las preocupaciones y los alimentos que se consumen.

La causa más común de no poder dormir por la noche suele ser porque se ha producido un cambio en los horarios del sueño, por ejemplo la siesta o levantarse tarde son acciones que nos impiden tener un sueño de calidad durante la noche. En este caso el insomnio puede ser solucionado cambiando estos hábitos y sustituyéndolos por otros más saludables.

Analizar el día y planificar el día siguiente cuando nos tumbamos en la cama suele ser la causa que facilita la aparición de insomnio por las noches. Es importante dejar las preocupaciones y evitar pensamientos que activen nuestra mente durante la noche. Las técnicas de relajación son muy adecuadas en estas situaciones.

Para evitar el insomnio nocturno hay que procurar realizar siempre la misma rutina y no tomar bebidas estimulantes. También se ha demostrado que la dieta y los alimentos que ingerimos y la manera en que lo hacemos influyen en la calidad de nuestro descanso.

Dentro de estas rutinas o hábitos que podemos adoptar diariamente para mejorar la calidad de nuestro sueño es la realización de ejercicios, ya que el deporte tiene múltiples beneficios para nuestra salud y el dormir no es una excepción.

Esta es la medida más fácil y saludable que puedes realizar, no hace falta que te apuntes al gimnasio o sigas una rutina estricta. Solo necesitas salir varias veces a la semana a dar un paseo, o si tu condición es mejor, incluso correr.

Salir a correr, lo que ahora se conoce como running, es una de las maneras sencillas, saludables y económicas que mejoran nuestro descanso. Por supuesto esto es solo un ejemplo, puesto que tienes muchísimas actividades que te pueden servir para activar tu cuerpo y llegar a la cama un poco más relajado y predispuesto a conciliar el sueño fácilmente. Te recomendamos que no lo realices justo antes de ir a la cama, puesto que tu cuerpo y tu mente estarán demasiado excitados como para descansar.

El insomnio es un trastorno del sueño que si permanece en el tiempo puede tener efectos negativos sobre la salud. Si no desaparece, se aconseja acudir a un especialista para que trate nuestro trastorno del sueño.

Además, antes de dormir ten en cuenta esta serie de indicaciones para conciliar el sueño en menos tiempo.

• No te obsesiones con dormir, si aparece insomnio, relájate. Restale importancia, respira hondo y lograrás conciliar el sueño.

• Establece una rutina horaria y acuéstate entre las 22:00h y la 1:00h. No tardes en irte a la cama más de lo necesario porque el insomnio acabará pasando factura.

• A quien madruga… ¡Dios le ayuda! Es importante levantarse a la misma hora, incluyendo los fines de semana y vacaciones y cuando te despiertes, no permanezcas en la cama mucho tiempo. ¡Arriba!

Limita las siestas durante el día y si las haces, procura que sean inferiores a veinte minutos. Con una siesta de treinta minutos corres el riesgo de entrar en un sueño profundo y levantarte más cansado.

• Si das muchas vueltas, sal de la cama y realiza alguna actividad tranquila, eso si, evita la televisión y en cuanto sientas algo de sueño, vuelve al dormitorio.

Evita las comidas copiosas antes de dormir y procura hacerlo dos horas antes de acostarte. Si tomas bebidas estimulantes mejor hazlo seis horas antes y lo mismo en cuento a la ingesta de alcohol.

• El tabaco suele estimular a las personas cuando están más nerviosas o estresadas. Por ello, si quieres lograr un sueño reconfortante debes evitar el tabaco y no fumar ningún cigarrillo aunque te desveles a media noche.

• Una habitación fresca y agradable crea un ambiente idóneo para incitar el sueño. Evita temperaturas de frío/calor y los ruidos.

• Y por último, la regla de oro: Relax. Practicar yoga, respiraciones respiraciones diafragmáticas antes de irte a la cama o la relajación de Jacobson -tensión-relajación- son técnicas que, ayudan a lograr un sueño más reparador. Dulces sueños.

 

En Publipunto le ofrecemos materiales de descanso que te ayudarán a tener un sueño reparador. Somos proveedores exclusivos de estas espectaculares almohadas Nukitaseka y Celliant tan ideales para mejorar el descansoVisítenos y descubre un sueño de calidad. Benefíciese en Publipunto de gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100 euros y acumule puntos descuentos por sus compras realizadas en el Club Publipuntoinfórmese aquí.

También te puede interesar: