Próximamente nuevos radares circularán por las carreteras españolas, una nueva compra realizada por la DGT valorada en 860.310 euros que servirá para equipar las motos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil con radares móviles.

El anuncio de esta nueva modalidad de radares fue anunciado a través de la cuenta de Twitter del Director de la DGT, Grerorio Serrano. Esta adquisición de estos 60 cinemómetros la justifica con las muertes en carreteras de 2016.


Según la DGT en 2016 fallecieron 300 personas por exceso de velocidad. Este año, la previsión no es muy halagüeña, ya que el número de víctimas mortales en carretera podría superar las víctimas del año pasado.

Estos nuevos radares están equipados en las motocicletas de la Guardia Civil, su tecnología y reducido tamaño permite ser instalados en cualquier punto y pasar desapercibidos. Su precisión en la medición es bastante elevada.

Esta compra de radares por parte de la Dirección General de Tráfico lleva bastante tiempo sobre la mesa, sin embargo los recortes, el cambio en la dirección y otros cambios llevados a cabo dentro de la DGT han retrasado la compra de estos nuevos radares móviles destinados única y exclusivamente al uso de agente motoristas.

El proyecto aún está en fase administrativa y no será implementado hasta dentro de unos meses, cuando las motos tengan instalado un soporte especial que los haga más fáciles de manejar para los motoristas.

La adquisición de estos 60 nuevos radares ha generado controversia ante el verdadero sentido de los radares, especialmente del tipo móvil. El afán recaudatorio es la primera acusación, ya que la DGT encadena records histórico en recaudación cada año al tiempo en que las muertes en carretera no se reducen y la seguridad en las carreteras tampoco mejora.

Este año 2017 puede ser clave para analizar y criticar muy seriamente la política en cuanto al uso de radares y su falta de eficacia como herramienta para reducir la siniestralidad. A día de hoy los datos demuestran que a mayor número de radares no se han reducido las muertes con respecto a 2016, habiendo reforzado fuertemente la compra e instalación de radares pero acumulando un número de fallecidos superior al pasado 2016.

 

Conduce con seguridad y evita que te frían a multas con el avisador de radares Angel Driver F15, el dispositivo antiradar más fiable y preciso del mercado.

También te puede interesar: