¿Necesitas comprar unos prismáticos y no sabes cuál elegir? A continuación te damos unos consejos para orientarte en tu compra independientemente de tu nivel.

Los prismáticos binoculares hacen dos cosas por ti: aumentan el tamaño de la imagen que estás viendo, y dejan entrar más luz de lo que tus ojos pueden recibir.

Los binoculares hoy son un tema muy apreciado por deportistas, amantes de la naturaleza, exploradores y fundamentalmente por militares.

¿En qué me tengo que fijar a la hora de comprar unos prismáticos?

En la forma: los prismáticos pueden ser de dos formas: de porro o de techo (roof en inglés)

La diferencia entre ambos es que los de porro son más voluminosos, más pesados y más baratos que los de techo porque son más fáciles de fabricar. Los de techo son más pequeños y con forma de tubo, más ligeros y son los más usados a día de hoy.

Los aumentos: los aumentos de unos prismáticos son el grado de ampliación con el que vas a observar los objetos a través de él, es decir, cómo de cerca vas a ver los objetos.

Cuando se dice que unos prismáticos son por ejemplo 8×40 quiere decir que la cifra antes de la “X” (en este caso el 8) se refiere a los aumentos, y significa que verás el objeto 8 veces más cerca de los que lo harías sin ellos y si apuntases a un objeto que se encuentra a 100 metros, lo verías como si nos acercáramos a sólo 8 metros.

Pero ojo, aunque parezca que lo mejor es tener unos prismáticos con el mayor número de aumentos posibles, ten en cuenta que cuanta más abertura, también menos campo de visión tendrás (mayor dificultad para encontrar las cosas, sobre todo si son animales en movimiento), más vibraciones a la hora de mirar a través de ellos y más pesados serán.

La abertura: este parámetro indica el grado de luminosidad de los prismáticos, por lo que cuanto mayor sea el diámetro, más luminosos serán. Cogiendo el ejemplo anterior, 8 x40, el número 40 indica la abertura de los prismáticos en milímetros. Al igual que antes, cuanto mayor sea el número en mm, más pesado será el prismático.

• Los tratamientos ópticos: algo muy importante a tener en cuenta es la calidad óptica de las lentes de los prismáticos. Hay varios procesos de recubrimiento en las lentes, prismas y objetivos que determinar el brillo y la captación de luz de un binocular.

Las lentes recubiertas de color Rubi están cubiertas por una superficie multi capa adicional para reducir cualquier reflejo de luz, estas lentes permiten una observación luminosa durante el día y facilita la visión de objetos sobre el agua, la nieve y otros lugares que provoquen reflejos de luz. Esta lente es ideal para observar al aire libre, ya que mejora el contraste y baja la luminosidad

Cuanto mayor sea la calidad óptica de tus prismáticos más nítida y luminosa será la imagen y menos aberraciones de color verás (es decir, tendrás una representación lo más fiel posible de los colores).

En prismáticos de gama alta, las lentes son fabricadas con vidrio de fluorita, que reducen todavía más las aberraciones cromáticas y ofrecen una calidad espectacular. Eso sí, cuanta más calidad óptica tengan unos prismáticos, más caros serán.

El peso: si vas a usar tus prismáticos para viajar o los vas a llevar encima para caminatas largas, lo ideal es que tengan el menor peso posible.

De forma general, los objetivos de 42 mm se consideran de tamaño completo y proporcionan, incluso en los días en los que las nubes ocultan el sol, imágenes más que decentes.

Si lo tuyo es la observación astronómica, piensa antes de comprar binoculares que lo que más te interesa es que capten toda la luz posible. Hay opiniones que defienden la conveniencia de objetivos de 63 mm, aunque unos 8×50 te van a aportar una serie de ventajas sobre ese tipo de prismáticos y para esta actividad, son los recomendados. No sólo tendrás unos prismáticos para observar el cielo y sus estrellas, sino que podrás darles uso en cualquier situación.

Entra en publipunto.com, y encontrarás en la sección de Ocio -> Acampada y senderismo multitud de accesorios útiles para realizar actividades al aire libre: mochilas tácticas, navajasbrújulascantimplorassilbatos, palas… y mucho más para disfrutar de la naturaleza y despertar tu espíritu aventurero.

También te puede interesar: