Usar una talla de sujetador adecuada es importante siempre, sobre todo durante la lactancia. Para resolver el enigma de las dichosas tallas de una vez por todas busca una cinta métrica de costura y mide tu contorno.

Para descifrar la talla empezaremos por saber a que corresponde el número y la letra que aparece en la etiqueta del sujetador (si, mírala… si no la has cortado… no eres la única a quien le gusta recortar etiquetas)


# Cómo calcular tu talla de sujetador:

Busca una cinta métrica de costura y tómate un par de medidas:

1# MIDE TU CONTORNO DE TORSO

• Pon la cinta métrica alrededor de tu cuerpo y por debajo del pecho

• No apretes demasiado… ¡necesitas respirar!

Esta medida te indicará tu talla de contorno. Por ejemplo:

• si mides entre 68 cms y 72 cms tu talla de contorno es la 70

• si mides entre 73 cms y 77 cms tu talla de contorno es la 75

• si mides entre 78 cms y 82 cms tu talla de contorno es la 80

• si mides entre 83 cms y 87 cms tu talla de contorno es la 85

• si mides entre 88 cms y 92 cms tu talla de contorno es la 90

Y así sucesivamente

2# MIDE TU PECHO

• Pon la cinta métrica alrededor de tu cuerpo, por encima de la parte más saliente de tu pecho (a la altura de tus pezones)

• Debes medirte desde el hueco entre pechos, desde el esternón.

• Hazlo con tu sujetador puesto, el que tengas, para que tu pecho esté lo más elevado posible y la medida que tomes nos indique el volumen más real.

La diferencia entre esta medida del pecho y la medida de contorno de torso te indicarán la capacidad de copa que necesitas según el volumen de tu pecho. Esta capacidad de copa está representada por la LETRA de tu talla de sujetador.

Dado que es un escalado un poco complejo, para simplificarlo lo vamos  a resumir de la siguiente forma:

Resta esta MEDIDA de contorno de pecho (ej:88 cms) de la TALLA que te ha salido de contorno de torso (ej: 70)

• Si la diferencia es menos de 14 cms te corresponde una COPA A

• Si la diferencia es de 14 a 15 cms te corresponde una COPA B

• Si la diferencia es de 16 a 17 cms te corresponde una COPA C

• Si la diferencia es de 18 a 19 cms te corresponde una COPA D

• Si la diferencia es de 20 a 21 cms  te corresponde una COPA E

Y así sucesivamente escalando + 2 cms

En el ejemplo, con 88 cms de contorno de pecho y una talla 70 de contorno de torso la talla de sujetador es una 70D

Si tienes curiosidad para conocer más las entrañas del escalado, revisa esta tabla:

TALLA DE CONTORNO (Ej: 72 cms de contorno de torso = talla de contorno 70)

TALLA DE COPA (Ej: con una talla 70 de contorno de torso y 88 cms de contorno de pecho = copa D)

COSAS QUE DEBES TENER EN CUENTA

• Como has podido comprobar, para calcular las tallas de sujetador se usan tablas escaladas con lo cual las tallas sugeridas son una aproximación. Muy reales pero no dejan de ser una aproximación. En la vida no todo es tan cuadriculado ni nosotras estamos hechas con un molde ni talladas del mismo patrón.

Por eso:

Si tus medidas están en los extremos de los escalados de las tablas (por ejemplo, si la diferencia entre tus dos medidas es 19 cms) puede ser que te sientas mejor saltando a la siguiente copa (con una copa E en lugar de una D).

El contorno y la copa guardan proporción. Eso quiere decir que una misma letra de copa (por ejemplo C) no tiene la misma capacidad en todas las tallas de contorno. No es lo mismo una C de una talla 75 que de una 95.

Aquí radica el error de muchas mujeres y el porqué del uso de tallas inadecuadas: para que nos “quepa el pecho” dentro de la copa que nos ofrecen (cuesta encontrar copas más allá de la C ) usamos tallas demasiado grandes de contorno (porque una C de una 90 es mucho más completa que una C de una 75 y posiblemente necesitemos una 75 pero con una copa F).

Esa proporcionalidad entre contorno y copa nos lleva a las Tallas Hermanas. Si precisas ajustes para dar con tu talla ideal puedes hacerlo teniendo en cuenta que aumentar o reducir contorno quizás requiera aumentar o reducir copa.

Necesitas conocer la talla correcta de tu contorno y de tu copa. La combinación de ambas será tu talla de sujetador perfecta.

• Ten en cuenta la forma de tus pechos a la hora de elegir tus sujetadores. Algunos patrones te sentarán mejor que otros y evitarás incomodidades. Recuerda que los sujetadores nunca deben clavarse en ninguna parte de tu cuerpo ni apretar.

Los aros dan mayor sujeción pero para evitar molestias (y problemas de obstrucción en pechos lactantes) deben descansar sobre las costillas y detrás del pecho.

Por si todo esto no fuera suficiente lío te diré que…

1. Existen distintos sistemas de tallas según los países. La que te he contado hasta ahora es la talla europea porque poco a poco en Europa se va unificando el sistema y cada vez se usa más la Talla Europea.

2. En España aún es muy habitual usar la española/francesa. La conversión es sencilla: para saber la española añade 15 números a la europea o al revés, quítale 15 a la española para saber la europea. Ejemplo: una talla 95 de contorno española re corresponde a una talla 80 europea y una 95 europea a una 110 española.

OTRAS PISTAS ÚTILES:

Sabrás que tu sujetador te va pequeño de copa si:

• Si el pecho te sale por arriba o por abajo

• Si el contorno de tu sujetador descansa encima de tu pecho en lugar de hacerlo en tus costillas

• Si te deja marcas en los hombros y las tiras no dan más de si

Sabrás que te va pequeño de contorno si:

• Si te deja marcas en el torso

• Si lo cierras en la última fila de ganchos.

Sabrás que tu sujetador te va grande de copa si:

Caen las tiras y no puedes ajustarlas mejor

• Te hace arrugas y efecto bolsa

Sabrás que tu sujetador te va grande de contorno si:

• Se te sube de atrás

• lo cierras en la primera fila de ganchos y no lo sientes bien sujeto.

Es recomendable que puedas llevarlo cerrado por la mitad.

 

También te puede interesar: