¿Cuántas horas de sueño ganaríamos al año si no hubiera atascos? Aunque no lo creas, un estudio del RACC desvela que el nivel de congestión de tráfico de las carreteras europeas se ha reducido en los últimos años y como media, los conductores pasan 17 horas al año atascados en España.

Pero los atascos no sólo merman las horas de ocio o descanso que nos quedan fuera de la jornada laboral , también son perjudiciales para la salud o la economía. Respecto a la salud, un estudio de la Universidad de Surrey (Reino Unido) afirma que durante un atasco, los niveles de contaminación dentro del vehículo son hasta de un 40% más que cuando se está circulando. Por eso lo mejor que se puede hacer es cerrar las ventanas del vehículo y apagar los sistemas de ventilación o ponerlos en función de recirculación, de forma que nos aislemos de los gases tóxicos que se producen -más aún si estamos en un túnel-. En el lado económico, los atascos nos pasan factura porque gastamos mucho más combustible y se producen averías. ¿O acaso no has visto algún coche averiado en mitad de un atasco?

A continuación os mostramos las cinco averías más usuales que provocan los embotellamientos.

  • Embrague

Durante una hora circulando en atasco, se realizan más cambios de marcha que en 1.000 kilómetros por autopista, algo que no resulta bueno para el pedal del embrague. Para que sufra lo menos posible deberás arrancar acelerando con suavidad -el motor no debe superar las las 1.200-1.300 rpm-; pisar el embrague a fondo al cambiar y evitar estar parado con la primera velocidad engranada.

  • Frenos

En los atascos, muchos conductores esperan al último momento para frenar; algo que incrementa hasta en un 40% el desgaste de las pastillas y los discos de freno. En los atascos, lo mejor es ajustar la velocidad respecto al coche de delante levantando el pie del acelerador para evitar las frenadas bruscas.

  • Filtro del aire

La contaminación que se produce durante un atasco es otro gran problema de nuestra era. Este elemento es el encargado de filtrar el aire que se introduce en el motor; cuando las partículas de hollín y polvo que generan otros vehículos ensucian el filtro, se minimiza la entrada de aire necesario para la combustión, y puede provocar que no llegue suficiente aire limpio al motor.

Como consecuencia, conductores y ocupantes estaríamos expuestos a una concentración de gases contaminantes mucho mayor de la que soportan los peatones que circulan al lado de la carretera. El coche puede llegar a convertirse en una cámara de gas, incluso circulando al aire libre. Por otra parte, si el flujo de aire disminuye a causa de un filtro obstruido, las ventanillas pueden empañarse, disminuyendo la visión del conductor significativamente.

  • Sistema de refrigeración

Los atascos multiplican las posibilidades de que un coche sufra un calentón -especialmente en verano, ya que el aire que entra por la parrilla frontal ayuda a refrigerar el motor. Sin embargo, al estar parado en un atasco el sistema de refrigeración es el encargado de mantener la temperatura del motor y, en caso de que el radiador, el anticongelante, el termostato o el ventilador no estén en buen estado el motor podría sobrecalentarse. Lo recomendables es poner la calefacción al máximo para conseguir rebajar la temperatura del radiador.

  • Caja de cambio

Los atascos someten a un gran esfuerzo a las cajas de cambio manuales, sobre todo en primera. Los principales problemas que se presentan al circular así son holguras en los engranajes (las marchas rascan), un fallo en las varillas del cambio (dificulta la inserción) y el desgaste de los sincronizadores (el coche escupe las marchas).

 

Descubre las últimas novedades del motor en la selección Publipunto y en Angel Driver. Te esperan los mejores precios y envíos gratis a partir de 100€. Forma parte del Club Publipunto y comienza a acumular puntos y ventajas.

También te puede interesar: