El nuevo dispositivo está localizado entre la salida del túnel de la M-30 y la entrada a la carretera de Boadilla. Este radar de tramo controlará la velocidad entre los puntos kilométricos 4.000 y 5.750 de la A-5, en el Paseo de Extremadura.

Seguir leyendo