Superar los problemas de aparcamiento en la ciudad, olvidar los precios de la gasolina o dejar de depender de los horarios del transporte público es posible gracias los motores eléctricos, y no solo se lo debemos a los coches eléctricos (que por sí solos no solucionan los problemas de movilidad), sino a la amplia gama de vehículos motorizados que ya están en el mercado a un precio asequible.

Las bicicletas con asistencia al pedaleo, las motos eléctricas y los patinetes ya se están haciendo hueco en la ciudad.

Seguir leyendo