El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la instalación de dos nuevos medidores de velocidad para reducir el ruido de Batán pese a que el Organismo de Medio Ambiente reconoce que hay otros métodos mejores y con menor impacto sobre el tráfico.

Seguir leyendo