No tener las medidas “perfectas” no significa no tener un cuerpo bonito. La clave está en cómo lo vistas y en la elección adecuada de tus prendas. No importa que tengas mucho pecho, o poco, ni que tengas una cintura estrecha o alineada con la cadera… Lo importante es que la ropa te siente bien.

A veces, intentando disimular ciertas partes de nuestro cuerpo con prendas anchas, conseguimos todo lo contrario, ya que nuestra silueta queda totalmente desdibujada.

Seguir leyendo