No a todo el mundo le gusta planchar. De hecho, siempre que imaginamos alguna situación indeseable en las tareas del hogar, la de la plancha es de las primeras que nos viene a la cabeza. Ni la colada, ni hacer las camas o lavar los platos nos supone tanto rechazo como el de planchar la ropa. ¿Por qué? La incomodidad de tener que estar desplegando la tabla, extendiendo las prendas una a uno sobre ésta, tener que cambiar su posición para llegar a alisar todos los trozos de tela y el esfuerzo físico que muchas veces tenemos que hacer, son los motivos principales que nos hacen odiar la actividad del planchado. La solución, sin embargo, ya está al alcance de nuestras manos: la plancha vertical Iplancha.

Para aquellos que aún no lo conocen, el planchado vertical es una de las maneras más rápidas, cómodas y eficaces de alisar las prendas de ropa, tanto las que nos ponemos como las que forman parte del menaje del hogar. Tal y como su nombre indica, se trata de realizar la acción de planchar en vertical, sin necesidad de extenderlas sobre la tabla. Colgadas de una percha, camisas, vestidos y faldas podrán ser alisadas gracias al golpe de vapor que sale del electrodoméstico.

El chorro de vapor consigue penetrar en los tejidos y relajar las fibras, con lo que la ropa queda planchada. ¡Imagínate alisar las cortinas sin necesidad de tener que llevarlas a la tintorería! Porque una de las ventajas de las planchas verticales es que suponen un gran ahorro económico. Al poder tratar muchas de las prendas que sobre la tabla eran imposibles de planchar, no necesitaremos ir a la tintorería para que nos las dejen con un acabado profesional. ¡Podremos hacerlo nosotros desde nuestra casa!

Pero no sólo ahorramos en dinero, sino también en tiempo. Resulta mucho más rápido eliminar las arrugas con este sistema que con el tradicional. Volviendo al ejemplo de las cortinas, piensa solamente en el rato que pierdes subiéndote a la escalera para sacarlas y volverlas a colgar. ¡Con una plancha vertical no habrá necesidad de todo ello!

Tampoco tendrás que pelearte con los botones, las costuras, los bolsillos y as cremalleras de las prendas de vestir. La plancha vertical no entra en contacto físico con la prenda, sino que a cierta distancia le lanza un chorro de vapor que alisa al momento cualquier arruga. ¡Más fácil, imposible!

De todos los modelos de planchas verticales, destacamos la plancha vertical a vapor Iplancha. Con un mango ultraligero y un tanque de 1,5 litros, este aparato goza de una autonomía de 45 minutos, es totalmente plegable y cabe dentro de cualquier armario. Funciona con agua corriente y sin desmineralizar, es desmontable y está hecha de plástico de alta calidad y de acero inoxidable.  La Iplancha es la solución al planchado de tu colada. Incluye percha, gancho de fijación cepillo, varilla telescópica, pinzas para pantalones y guantes.

¡Se acabaron los dolores de espalda, las interminables jornadas delante de la tabla quitando arrugas, y los viajes a la tintorería para tratar prendas más complicadas de planchar en casa! La plancha en vertical  a vapor Iplancha es tu mejor aliada en la lucha contra las arrugas.

Consigue en Publipunto puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogarsaludmotorregalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También puede interesarte: