Aprender a maquillarse es una tarea que requiere paciencia y práctica, realizado correctamente puede convertirse en una verdadera arma de seducción. El objetivo principal es mejorar nuestro aspecto físico con un maquillaje que apenas se note y nos aporte naturalidad.

El maquillaje puede ser un arma de doble filo, si lo utilizamos correctamente podremos potenciar nuestros puntos fuertes, pero si lo hacemos de manera incorrecta ocultaremos nuestra belleza y se convertirá en algo artificial.

Seguir leyendo