Sentirse bien con uno mismo es la clave para vivir feliz. Muchas veces nos dejamos nublar por problemas, situaciones indeseadas en el trabajo o complicaciones que acaban por arrastrarnos a un estado de tristeza e insatisfacción. ¿Sabes qué herramienta te puede ayudar a sentirte mejor? El deporte. Se trata de una relación entre las endorfinas y la actividad física que, sin duda, pueden hacernos sentir una sensación de felicidad que muchas veces nos falta. Pon atención y empieza a moverte y a sudar. ¡Notarás la diferencia!

Cuando hacemos deporte, nuestro cerebro segrega endorfinas, las hormonas relacionadas con el placer que segregamos en otras situaciones, como por ejemplo cuando practicamos sexo. Por eso se las llama comúnmente como las hormonas de la felicidad, ya que su aparición nos reporta un estado de bienestar y placer que de otra manera no se podría conseguir. Por eso las personas que llevan una vida sedentaria acostumbran a estar malhumoradas e insatisfechas, y acaban intentando solventar ese vacío con atracones de comida o abusando del alcohol.

Por tanto, podemos desprender de esta relación que sudar nos ayuda a sentirnos felices. Nos sentimos mejor y nuestro estado de ánimo se ve modificado de forma positiva. Ahora bien, ¿sabías que estar en contacto con alguien que lleva a cabo actividad física también puede modificar nuestro humor? Un nuevo estudio publicado por Psychological Science afirma que el estado de ánimo se puede propagar por medio del sudor, con lo que además se confirma que éste puede ser contagioso.

El trabajo se hizo en base a hombres jóvenes y sanos a los que se les colocaron unas almohadillas absorbentes del sudor bajo las axilas. A unos de ellos se les proyectó una película cómica, mientras que a otros se les puso un film de terror. Más tarde, un grupo de mujeres tuvo que oler dichas almohadillas, dejando al descubierto una realidad: aquellas que olieron las de los hombres que vieron una comedia sonrieron de forma automática, mientras que las que estuvieron sometidas al aroma del otro grupo de hombres se sintió incómoda.

¿Qué se desprende de este resultado? Que alguien que es feliz contagiará ese estado a quien tenga cerca. Los investigadores no acaban de saber qué de química entra en juego en este proceso, pero lo que es seguro es que por medio del sudor se comunicó una emoción de una persona a otra.

Por tanto, el resultado de esta prueba nos hace entender que por medio del sudor se pueden propagar emociones y estados de ánimo. Si estamos junto a una persona que hace deporte y que, al segregar endorfinas se sentirá satisfecho y feliz, nosotros también nos contagiaremos de ese estado de bienestar. Otra opción es la de hacer deporte y ser nosotros mismos los que segreguemos la hormona de la felicidad y se la contagiemos a otro. Bonita cadena, ¿no crees?

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogar, saludmotor, regalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: