En carretera, toda ayuda es bien recibida. Los diseños de los coches cada vez son mejores y más completos, e incluyen una serie de prestaciones que tienen como objetivo hacernos la conducción más fácil. Además de conseguir una mayor comodidad de quien maneja el volante, la finalidad de estos avances tecnológicos es aumentar la seguridad de los que viajamos por carretera. Una de las implementaciones sobre la que se está trabajando es la de los sistemas de visión nocturna. Su efectividad aún está en fase de pruebas pero los resultados que pueden llegar a proporcionarnos son dignos de tener en cuenta.

Los sistemas de visión nocturna tienen como objetivo hacernos visible aquello que, dado a las condiciones de luz, se escapa a nuestro campo de visión. Circular con niebla o en una carretera poco iluminada cuando es de noche incrementa el riesgo de que suframos un siniestro. ¿Cómo reaccionar ante la presencia inesperada de un animal o de una persona en mitad de la calzada si hay impedimentos para ver bien? Gracias a estos dispositivos que se están probando y analizando en diversos modelos de coches, podremos anticiparnos a la colisión y mejorar los márgenes de maniobra.

Por el momento, los resultados no son todo lo buenos que cabía esperar así que no podemos afirmar que los sistemas de visión nocturna sean fiables 100%. Sin embargo, hay puntos donde demuestran una efectividad bastante alta y que debemos empezar a conocer si lo que queremos es integrarlos en nuestros vehículos.

Las cámaras de visión nocturna que se integran en los automóviles son diferentes según el fabricante. Una de las pruebas que se han llevado a cabo ha cogido los sistemas de un Mercedes Benz CL 550, de un BMW 750i y de un Audi A8 L. A modo de elementos que esquivar, se colocó un ciervo de pega, un peatón y la maqueta de un pavo.  También se hizo un test con un circuito de conos. ¿Reaccionaron de la misma manera los tres sistemas? Evidentemente, no.

El BMW resultó muy preciso en la prueba de proximidad, es decir, la que emplea al ciervo de mentira. No obstante, en la del peatón y la de los conos falló de manera escandalosa. La cámara termográfica que emplea está colocada en el frontal del coche y la imagen se proyecta en la pantalla del navegador. La pega que le ponen los especialistas es precisamente esta, ya que consideran que puede distraer más que ayuda. Eso sí, hay que destacar que ofrece una gran fiabilidad de profundidad de campo.

Por lo que se refiere al Mercedes, cuyo sistema de visión nocturna es el más barato, también acabó por atropellar al ciervo y al pavo de cartónpiedra. Se trata de unas cámaras termográficas que funcionan por señal de infrarrojos hacia el horizonte y que tiene el sensor colocado en el parabrisas. La imagen se proyecta en el tablero de instrumentos aunque a veces resulta demasiado brillante.

El Audi, que es el que mejores resultados ofreció, demostró carencias en su capacidad para ofrecer profundidad de campo al conductor pero resultó airoso en la detección de peatones. De los tres sistemas, es el más caro económicamente, es el mejor, pero también resulta incómodo tener que desviar la mirada  hacia el tablero de instrumentos para tener que comprobar qué hay en la carretera.

Por tanto, y como ya indicábamos al inicio, aún no podemos decir que haya un sistema de visión nocturna que sea fiable en su totalidad. No obstante, no podemos cuestionar su utilidad ya que, según los datos obtenidos, cada día mueren unos mil animales atropellados en nuestras carreteras. Con dispositivos como los descritos, este tipo de tragedias se puede evitar, tanto con animales como con personas.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda avisándole de las zonas donde están situados algunos de los radares fijos y móviles. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver Galaxy, Angel Driver F10 y el detector de radaresAngel Driver F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: