Fallos de la DGT al marcar el margen de error en las multas

El margen  de error en las multas es uno de los elementos que ayuda librarse de las sanciones a los conductores. Desde que comenzaran a instalarse en las carreteras españolas hace unos años, las multas por exceso de velocidad han ido en aumento a la par que el número de víctimas en carretera se ha reducido. Los radares velan porque se cumpla la normativa de tráfico y nuestras vías sean más seguras, pero no siempre tienen la razón. Estos aparatos cuentan con un margen de error que debe aplicarse a la hora de penalizar a un conductor y que, en caso de que no se tengan en cuenta, puede librarle de la multa.

La directiva europea sobre persecución transfronteriza de infracciones de tráfico obliga a que las denuncias de las que hablamos incluyan la velocidad máxima permitida, la velocidad  medida por el radar y la velocidad medida con la corrección en función del margen de error. De hecho, es este último dato el que debe ser tenido en cuenta a la hora de multar. Sin embargo, la DGT lleva más de cinco años interponiendo sanciones que no cumplen con este procedimiento.

Tal y como denuncia Automovilistas Europeos Asociados, la DGT pone sanciones por encima de lo que marca la ley. Se calcula que desde el mes de mayo de 2010 se ha actuado de forma errónea en un total de 300.000 multas, con la detracción económica y de puntos superior que ello supone. Dentro de este grupo de sanciones ilegales no se salva nadie: no sólo afecta a la DGT, al Servei Català de Trànsit o al Gobierno Vasco, sino que localidades como Valencia, Murcia, Alicante, Valladolid o Zaragoza también lo están sufriendo.

El Centro Español de Metrología es la máxima autoridad técnica que existe en nuestro país y afirma que los datos que constan en las sanciones reflejan a velocidad captada por el radar en el momento en que circulaba el supuesto infractor sin incluir los márgenes de error. Es más, especifican que quienes deben hacer el recálculo teniendo en cuenta ese margen de error son las unidades sancionadoras u organismos competentes. Es decir, que los datos que aparecen en las fotos que nos hacen los radares son erróneos porque no tienen en cuenta el margen de error.

¿Qué hacer ante esta injusticia? Denunciar. Ya existen sentencias que han dado la razón al conductor que ha obligado a la DGT no sólo a volver a calcular los límites de velocidad y corregir la sanción, sino a pagar las costas del juicio por este motivo. Las resoluciones judiciales rechazan las alegaciones hechas por los abogados de la DGT, quienes aseguran que los márgenes de error ya se incluyen en los datos que figuran en la fotografía.

Sabiendo esto, si nos llega una multa a casa por exceso de velocidad lo primero que debemos hacer es mirar bien la fotografía para asegurarnos que se incluyen bien los datos y que la velocidad que figura lleva aplicado el margen de error. En caso de no ser así,  hay que reclamar para que se faciliten los valores correctos. Una reclamación puede ahorrarnos mucho dinero y algún que otro punto.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda avisándole de las zonas donde este tipo de radares está cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y eldetector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje! Ahora gastos de envío gratis para estos dos dispositivos y acumulación de puntos descuento en el club Publipunto. ¡Aproveche las ventajas!

También le puede interesar:

2 Comentarios

  1. ¿En qué apartado de la Directiva Europea viene lo de la aplicación del margen de error? La he revisado varias veces y no lo veo por ningún sitio?

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*