¡Cuánta polémica han arrastrado los radares! Desde que comenzaran a proliferar por las carreteras españolas, estos dispositivos que a priori debían de agradarnos porque son una herramienta para disminuir las víctimas de accidentes de tráfico, se han acabado por convertir en una de nuestras pesadillas. Y es que el afán recaudatorio que han ido manifestando ha hecho que los conductores los dejen de ver como una protección y, en consecuencia, los vean como algo de lo que protegerse para no ser multados.

Para circular sin tensión lo ideal es saber en qué zonas están ubicados los radares, por lo menos los fijos ya que hay otros que son móviles y que van moviéndose de forma itinerante por nuestra geografía. En teoría deberían estar situados en los puntos donde más siniestralidad hay, es decir, los puntos negros y las vías secundarias. No obstante, la mayoría se acumulan en carreteras principales y autopistas.

En la zona norte de España, en La Coruña, hay un total de 18 radares fijos repartidos en 10 vías distintas, siendo la AG-11 la que acumula más de ellos, 4 en total. Ourense concentra más de la mitad en  la A-52, mientras que los 14 de Pontevedra están muy repartidos. Llama la atención el caso de Lugo, que de los 12 radares fijos que tiene, nueve están distribuidos en las autopistas A-6 y A-8.

Asturias cuenta con 24 radares instalados en sus carreteras, una veintena de las cuales se reparten entre la A-64, A-66 y la A-8. En toda la comunidad cántabra solo encontramos 8 de estos dispositivos, la mitad de ellos en la A-67. Navarra es la que menos radares tiene de toda España: tan solo 4, cada uno en una carretera distinta. Sorprende el caso de La Rioja, que a pesar de ocupar poco territorio, ya asciende el número de radares a 10.

Si nos referimos al País Vasco, la provincia que mayor número de radares tiene, y con diferencia, es Vizcaya. La A-8 tanto en dirección Santander como San Sebastián cuenta con 17 de ellos,  aunque la otra mitad se encuentran esparcidos por vías más secundarias.  Álava tan solo cuenta con seis, mientras que Guipuzcoa alcanza los 14, que se reparten en 3 vías: A-15, AP-8 Y N-I. Y es que las comunidades con las competencias de tráfico transferidas, como País Vasco y Catalunya, son las que  más radares tienen. Juntas suman el 31% del total de radares del país

De toda la Red Nacional de Carreteras, Catalunya es la que cuadriplica la media nacional por 1.000km de vía. Los catalanes cuentan con 219 dispositivos repartidos por toda su geografía,lo que representa un 25,6% del total. Por contraposición, Madrid, la capital,  tan solo tiene 33 radares.

Los 23.620 kilómetros de vías andaluzas contienen 126 radares, la mayoría de ellos en su capital, Sevilla, sobre todo en la A-92, la SE-30 y la A-4. Castilla y León es la comunidad autónoma con mayor extensión kilométrica de carreteras, casi 33.000 kilómetros que cuentan con tan solo 80 radares. León alberga gran parte d ellos en la A-6, aunque Burgos tampoco se queda corta ya que suma 11 radares del total.

La Comunidad Valenciana tiene 64 radares repartidos en sus 8.400 kilómetros circulables.  Casi todos se concentran en la A-7 en Valencia y Alicante, aunque esta última también tiene muchos de ellos en la N-322. Por otra parte, Murcia es de la que menos radares tiene: 16 en total. Aragón alcanza los 49  en sus más de 11.500 kilómetros de carreteras

Castilla La Mancha tiene una cantidad considerable de radares en sus casi 20.000 kilómetros de vías. Un total de 54,  la mayoría de ellos en Ciudad Real y Cáceres, y además muy repartidos por diversos puntos. Por lo que se refiere a las islas, Baleares tiene 21 y Las Canarias 18.

Para conocer la situación de todos los radares fijos situados en las carreteras españolas, puede visitar la siguiente página de la Dirección General de Tráfico y con sólo añadir el nombre de la carretera que desea investigar, aparecerá su situación.

Ahora en Publipuntoconseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos Con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.