La DGT acaba de añadir a su lista de herramientas para la ayuda de la seguridad de los conductores un nuevo dispositivo que, a su vez, representa una novedad a nivel tecnológico en nuestro país. Se trata de un radar inteligente que no sólo detectará los excesos de velocidad en los tramos en los que esté ubicado, sino que diferenciará de qué vehículo se trata.

¿Qué es un radar inteligente? Los dispositivos de los que hablamos son capaces de diferenciar qué tipo de vehículo es el infractor. ¿De qué forma? Por medio de la matricula.  Al leerla, el aparato realiza una comprobación con el sistema de la base de datos para saber qué velocidad máxima tiene permitida ese medio de transporte. En caso de que esa limitación se esté sobrepasando, el coche, motocicleta o camión será multado de forma correspondiente.

Y es que hasta ahora los radares no eran capaces de saber qué medio de locomoción era el que circulaba. Esto ponía sobre la mesa la posibilidad de “engaño” por parte de algunos vehículos como por ejemplo los industriales. Estos vehículos tienen la velocidad limitada a 100 km/h, pero podían circular superando ese límite sin miedo a ser multados por los radares en vías donde se puede conducir más rápido.

El primer radar inteligente que hay en España se ha instalado en Carballo, una localidad coruñense, en un tramo de la AG-55 cuya velocidad está limitada a 110km/h. No obstante, es probable poco a poco se irán extendiendo por toda la red viaria española.  Por el momento se trata sólo de una prueba que ha puesto en marcha la DGT y que, en función de los datos que ofrezca, se incorporará en el resto del país. La eficiencia del dispositivo determinará si esto ocurre o no.

Este moderno radar diferenciará entre motocicletas, coches, furgonetas y camiones, con lo que el control en nuestras carreteras será mucho más exhaustivo. La distinción, por tanto, ya no dependerá de la vista de la patrulla. No obstante, y al tratarse de un sistema piloto, las infracciones que se detecten no llegarán como tales a casa del conductor. Como es una fase de prueba, las multas no serán efectivas.

Esta operación se incluye dentro de la estrategia que la directora general de la DGT, Marta Seguí, anunciaba para los vehículos industriales. De esta forma se quiere frenar el número de vehículos de esta tipología que se aprovechaba de la dificultad en cuanto a detección del tipo de coches para sobrepasar los límites de circulación.

Otras de las medidas que se están tomando para mejorar la seguridad en carreteras es la de dar visibilidad a los radares móviles y de anunciar a través de la web de a DGT la colocación de dichos dispositivos con antelación. De esta forma no se persigue tanto la multa sino la precaución en la circulación.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda avisándole de las zonas donde este tipo de radares está cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: