El radar fijo situado en el Paseo de la Castellana 300, junto al Hospital de la Paz, multó por exceder el límite de velocidad a 142.700 coches durante 2016. Se considera el radar más activo, con creces, de toda la ciudad. Estos vehículos habían superado el límite de velocidad de 50 km/h, aunque en realidad salta a los 58 kilómetros por el margen de error que permite a los conductores.

Este radar fijo afecta sobre todo a los conductores que salen de Madrid en dirección a la carretera de Colmenar Viejo y es uno de los últimos que la Policía Municipal instaló en la ciudad.

Este cinemómetro ha detectado cada día a 390 vehículos que superaban los 58 km/h permitidos. Es por ello que se considera como el radar fijo que más multas ha puesto durante el año pasado, según las estadísticas de Automovilistas Europeos Asociados. Este radar ha superado en 30.000 multas al radar de la A-4 situado en Córdoba que es otro de los que más fríe a multas a los conductores que circulan hacia Andalucía.

Entre los radares madrileños, el segundo radar que más multa pone es un radar de pórtico situado frente a la Casa de Campo. Este radar pilló a 100.059 vehículos el año pasado, una media de 274 multas cada día. Este radar multa a todos los vehículos que superen los 70 km/h.

El tercer radar que más multa es un radar de poste, situado en Santa María de la Cabeza, calibrado a 50 km/h. Este radar ha afectado a 81.396 conductores que entraban a la capital.

En total, los 26 radares fijos que hay en la ciudad de Madrid detectaron el año pasado una media diaria de 2.250 coches, lo que supuso 820.987 multas. De este total se calcula que se anularán el 23%, por lo que finalmente serán multados 640.907 conductores durante 2016.

El radar multicarril (que multa a todos los conductores que pasan por ese punto) cazó a 25.000 conductores. Una cantidad muy inferior a los radares fijos de la M-30, que multaron a 179.491 conductores.

Por meses, podemos destacar que cuando más sanciones se producen es durante los meses de  julio y diciembre, coincidiendo también con los episodios de mayor contaminación, que provocaron que algunos radares de la M-30 bajasen el límite de velocidad a 70 km/h y muchos conductores incumplieron la medida y fueron fotografiados por los dispositivos.

Los radares móviles de la capital capturaron a muchos menos conductores. En concreto multaron a un total de 47.960 vehículos en todo 2016.

Recuerda que puedes evitar ser cazado por uno de estos radares con Angel Driver, la marca de confianza de los avisadores de radares como Angel Driver F10 y Angel Driver Galaxy y detectores de radares como Angel Driver F18. Ambos con actualizaciones gratis de su base de datos. ¡Evita las multas!

También te puede interesar: