El aumento de temperaturas del verano lleva a que nuestros hábitos se vean modificados en mayor o menor medida. Si durante el año estamos acostumbrados a salir a pasear para bajar la comida, por ejemplo, en verano evitaremos hacerlo justo al medio día porque es cuando más fuerte pega el sol.

Lo mismo ocurre con lo que comemos. Lo cierto es que en pleno mes de agosto lo que menos apetece es un puchero o unas lentejas a la riojana, por mucho que nos gusten. Las ensaladas y la fruta son los protagonistas indiscutibles de las mesas estivales ya que resultan ligeros y a la vez nos refrescan.

Sin embargo, no debemos olvidar que por el aumento de la exposición a radiaciones solares nuestro cuerpo precisa del aporte de nutrientes que perdemos con mayor facilidad, como por ejemplo los antioxidantes saludables. Por ello debemos incluir en nuestra dieta una serie de alimentos que nos ayudarán a mantenernos sanos y con la energía suficiente durante todo el verano.

El tomate es uno de los alimentos estrella del verano. Contiene grandes cantidades de agua y es rico en vitaminas B, C y E, potasio, magnesio y fibra. Los gazpachos y las ensaladas de tomate son una opción que no debe faltar en nuestra mesa. En crudo podemos aliñarlo con aceite de oliva y un poco de albahaca, un condimento cuyos principios activos son el potasio, el magnesio y el calcio, idóneos para controlar la hipertensión.

Las frutas que más se recomiendan en verano son la sandía, el melón y los melocotones. Los dos primeros son productos de temporada que poseen bastante fibra y agua, por tanto, son muy buenos diuréticos. Sus niveles de azúcar son pocos así que es recomendable ingerirlos para eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Por lo que se refiere a los melocotones, nos aportan vitaminas, minerales y cierta cantidad de azúcar. Además, tienen pocas calorías así que nos ayudarán a perder peso.

El pescado es un alimento rico en ácidos grasos de la serie omega-3, que son los que ayudan a regular el colesterol. En verano también se recomienda su consumo ya no solo por el aporte que genera en nuestro cuerpo sino por su mejor digestión en comparación con algunas carnes.

El consumo de agua es algo que ya sabemos que, en verano, se hace indispensable. Beber agua nos ayuda a mantener la presión arterial, nutre nuestras células, ayuda a que nuestro riñón funcione como es debido y elimina las sustancias de desecho a base de los fluidos corporales. Hay que beber entre uno y dos litros y medio de agua al día para que nuestro organismo funcione de manera correcta.

Siguiendo una dieta equilibrada y añadiendo los productos mencionados en mayor medida, conseguiremos que en verano nuestras fuerzas no flaqueen gracias a todos los nutrientes que dichos alimentos contienen.

Para animar tus comidas, los batidos son una estupenda opción ya que están riquísimos, alimentan y no engordan. Hay batidos de proteínas, de hidratos de carbono sin grasas, para depurar… una amplia variedad en todos los colores. Con la batidora licuadora Nutrition Mixer podrás elaborar todo tipo de batidos de forma fácil y rápida.

Entra en Publipunto y únete a nuestro club, estarás al día de las últimas novedades, promociones y además comenzarás a acumular puntos descuento. Recuerda que en Publipunto encontrarás las mejores ofertas en hogar, salud, motor, electrónica y mucho más con gastos de envío gratis en pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: