El ser humano siempre ha tenido la necesidad de saber el porqué de las cosas, y gracias a esa curiosidad y a esa sed de conocimiento, hemos ido avanzando desde lo más remoto de los tiempos. Cuando además se nos impone una prohibición, también sentimos la necesidad de tener una explicación. Los niños siempre preguntan “¿por qué?” cuando se les dice que no hagan una determinada cosa, y esa curiosidad no desaparece cuando nos hacemos adultos, aunque muchas veces intentamos buscar las respuestas por nosotros mismos. Seguro que alguna vez te has preguntado el motivo por el cual no se debe utilizar el teléfono móvil en una gasolinera. ¿Quieres saber la razón?

La advertencia que vemos en las estaciones de servicio es a nivel mundial, y tiene una lógica de peso. No se debe encender el móvil o responder llamadas cerca de vapores inflamables porque existe riesgo de ignición, es decir, de incendio. Se han producido algunos casos de explosiones en gasolineras desencadenados por la chispa de electricidad que emite un móvil al encender alguna de sus funciones, como llamar, mandar mensajes o encender la pantalla.

Aunque las posibilidades de que esto ocurra sean remotas y muchas entidades o personas quieran restarle importancia a este hecho, la advertencia existe por algo. Aunque la industria inalámbrica haya realizado estudios donde se concluya que teóricamente es posible que una chispa de una batería de teléfono pueda encender el vapor de gas bajo unas condiciones muy precisas, parece que la prohibición se refiere más a la electricidad estática.

El Instituto Americano de Petróleos ha indicado que las chispas provocadas por la electricidad estática en gasolineras son reales, aunque también reconocen que las probabilidades de que eso pase son muy bajas. Pero no hay que olvidar que los móviles son aparatos con circuitos eléctricos y por tanto pueden emitir chispas. La precaución es básica para evitar males mayores. También se recomienda que cuando se introduzca la boquilla en el depósito del coche, el usuario retroceda un poco pero que no se meta en el vehículo de nuevo. Si por alguna razón es necesario entrar de nuevo en el vehículo, antes de volver a agarrar el dispensador el usuario debe tocar una superficie metálica para descargar la energía que haya podido acumular.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndoles recomendaciones sobre la conducción y avisándole de las zonas donde están situados los radares cerca para que disfrute de una conducción más segura. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: