Cuando circulamos a más velocidad necesitamos más metros para frenar, ya que en el tiempo de reacción (más o menos 1-1,5 segundos) recorremos más metros. Por esto es tan importante mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede.

La distancia para detener a un vehículo consta de dos tiempos: el tiempo que tarda el conductor del vehículo en reaccionar y darse cuenta de que tiene que frenar (tiempo de reacción) que es entre 1 y 1,5 segundos. Durante este tiempo el coche circula a la misma velocidad. Y el tiempo en el que el sistema de frenado necesita para detener el vehículo (distancia de frenado).

Si el frenazo es instantáneo causaría lesiones graves a los ocupantes y la distancia de frenado depende del cuadrado de la velocidad, es decir, que al duplicarla, se cuadruplica la energía cinética a disipar, y a mayor velocidad, más distancia para detenerse. También influye el estado del firme, vehículo, conductor, climatología…

Es por ello que para calcular la distancia de seguridad hay que tener en cuenta el estado de la calzada, ya que si ésta está mojada la distancia que debemos mantener será el doble que si está seca.

Ejemplos de “distancia de seguridad” en calzadas secas:

• A velocidad de 50 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 52 = 25 metros.
• A velocidad de 90 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 92 = 81 metros.
• A velocidad de 100 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 102 = 100 metros.
• A velocidad de 120 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 122 = 144 metros.

La “distancia de seguridad” en calzadas mojadas será el doble que en las de calzadas secas. Ejemplos en calzadas mojadas:

• A velocidad de 50 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×52 = 50 metros.
• A velocidad de 90 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×92 = 162 metros.
• A velocidad de 100 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×102 = 200 metros.
• A velocidad de 120 km/h: Distancia de Seguridad en calzadas mojadas = 2×122 = 288 metros.

Para calcular esta distancia la Dirección General de Tráfico nos nuestra una infografía donde se explica un pequeño “truco” para calcular la distancia de seguridad que hay que guardar con el vehículo que va delante.

Básicamente se trata en mantener una distancia de seguridad de 2 segundos. Para ello hay que buscar una referencia, un punto inmóvil en la carretera, como una señal, un pórtico, una farola… Cuando el vehículo que circula delante alcance ese punto, hay que contar 2 segundos, o lo que es lo mismo: “mil ciento uno, mil ciento dos”. Si te da tiempo a contar antes de llegar al punto de referencia, significa que mantienes una distancia de seguridad correcta. Si no te da tiempo a terminar de contar, vas mal y tienes que aumentar la distancia de seguridad.

Separacion adecuada3

Otra fórmula que podemos utilizar para conocer la distancia de seguridad es la de mantener 0,5 metros por cada kilómetro/hora de velocidad, por lo que si circulamos a 120km/h la separación que debemos guardar será de 60 metros.

No cumplir con la distancia de seguridad entre vehículos, conllevará al pago de una multa ya que, circular detrás de otro vehículo sin dejar espacio libre que le permita detenerse, sin colisionar, en caso de frenada brusca del que le precede, es una falta grave por la que se perderán 4 puntos en el carnet y se pagarán 200 €.

Evita las multas y conduce con seguridad con los avisadores de radarAngel Driver. Te avisará de todos los radares que hay en ciudad y carretera para que no te pillen de improviso. Descubre todos los radares en farolas, pórticos, multidireccionales, de tramo, semáforo y muchos más. ¡Evita que te metan la mano en el bolsillo!

También te puede interesar: