Preparar un buen guiso o un buen salteado de verduras no es sólo cuestión de elegir buenos ingredientes. Hay mucho factores que entran en juego, desde los utensilios que empleamos hasta las formas de tratar los alimentos ya sea hirviendo, sofriendo o cociendo. Pero también hay algo que en los restaurantes se cuida mucho, pero que nosotros en casa dejamos más en segundo término: la presentación. Para elaborar platos ricos a la vez que atractivos podemos contar con un cortador de verduras que hará que resultado final de nuestras preparaciones sea totalmente profesional.

Ya se sabe que la comida entra por los sentidos: el aroma, el gusto y, cómo no, la vista. Una misma receta puede pasar inadvertida o bien ser la estrella de nuestra mesa. La diferencia la marca cómo de bien la presentemos. Para ello existe un amplio instrumental de cocina con el que debemos saber contar. No se trata de artilugios complicados de manejar ni que precisen un manual de instrucciones extenso. Ejemplo de ello es el cortador de verduras, frutas y hortalizas que describimos a continuación, un utensilio que nos facilitará la manipulación de dichos alimentos ofreciendo los mejores resultados.

cortador de verduras magic slicerDe todos los cortadores de verduras que hay en el mercado, el Magic Slicer es probablemente uno de los más de sencillos de utilizar. De forma rectangular y con un depósito en forma de tubo en el centro, este cortador transforma el producto que introduzcamos en cuestión de segundos. A través del tubo central se desliza la pieza a tratar (zanahoria, calabacín, puerro, tomate, cebolla, champiñón…) y se acciona el agarre manual con movimientos de arriba abajo. El alimento quedará cortado en la forma que haya elegido: en rodajas o en tiras.

Preparar una buena comida o cena no tiene porque resultar tedioso. Gracias a este cortador lograremos reducir a la mitad el tiempo de preparación de las recetas con lo que pensar en cocinar no nos resultará una carga ni una  inversión de tiempo. Podremos aligerar las tareas y preparativos para así dedicar nuestro tiempo libre a otras actividades.

Como comentábamos, el Magic Slicer permite un corte de dos estilos: en juliana y en rodajas. La juliana es una técnica que consiste en cortar las verduras alargadas y muy finas. Debemos saber que este tipo de corte, si se hace manual, funciona mejor con los vegetales duros de raíz. Sin embargo, con un cortador como el Magic Slicer podemos obtener
ese resultado en frutas o verduras que sean más blandas.

magic slicer cortador de verduras
Una de las recetas que incorpora alimentos tratados de esta forma es la sopa juliana.  Un plato nutritivo y ligero que se prepara sólo con verduras: zanahoria, puerro, apio, cebolla, patata, judías verdes, sal, pimienta y aceite son sus ingredientes básicos aunque cada cual puede adaptarla a sus preferencias. Se trata de sofreír ligeramente en una cazuela todas las hortalizas a excepción de la patata. Una vez estén  rehogadas se añade un litro de agua y la patata cortada, se salpimienta y se deja cocer unos 30 minutos a fuego suave. ¡Lista para servir!

La otra forma en que podemos obtener los alimentos es en rodajas, una presentación ideal para una parrillada de verduras, por ejemplo, o para preparar una musaka vegetal. Se parten dos berenjenas y un calabacín en rodajas. Se pica una zanahoria y se corta una cebolleta en juliana para añadirlo al resto de verduras en una sartén con aceite. Se sofríe hasta que se pochen los ingredientes (menos la berenjena, que se terminará de hacer en el horno) y se añaden 6 cucharadas de tomate frito. En el molde donde vayamos a poner la musaka se colocan los ingredientes en el orden que sigue: una base de láminas de berenjena, una capa de verduras pochadas, otra capa de berenjena y otra de verduras. Lo cubrimos con bechamel y queso rallado y lo metemos al horno unos 15 minutos. ¡Deliciosa!

Platos como estos podrán prepararse con total facilidad gracias a la ayuda de un cortador de verduras y hortalizas como el que describimos, el Magic Slicer. Disfruta de la mejor gastronomía sin invertir un exceso de tiempo en ello.