En la comunidad de Madrid, el radar de tramo situado en la entrada a Madrid por la AP-6 en los túneles de Guadarrama es el que más multas pone por exceso de velocidad. El año pasado cazó a 49.708 conductores, es decir, sancionó a una media de 136 coches al día por superar los 100 km/h durante sus 7.500 metros. Todas las multas de este dispositivo durante el año pasado recaudaron 743.034 euros.

Este radar de tramo de los túneles de Guadarrama mide la velocidad de los vehículos durante los 7.500 metros en los que tiene actividad, desde el punto 56,7 y el 49 de la AP-6. Cuando los conductores salen del túnel hacia Villalba, muchos conductores piensan que la medición del radar ha finalizado y aprietan el acelerador, y acaban siendo multados… este radar controla la velocidad hasta el final de la prolongada bajada de la AP-6, justo cuando termina el viaducto de La Jarosa en sentido Madrid, muy cerca del desvío de EL Escorial. En este punto acaba la medición del radar, pero muchos automovilistas creen que finaliza mucho antes y acaban siendo multados. Recorren la distancia del túnel a una velocidad inferior a 100 km/h y cuando salen, la aumentan, propiciando la mayoría de las multas de este trazado.

Las multas por exceso de velocidad en este tramos ronda los 100€, cantidad que se reduce a la mitad si el automovilista paga rápido y acepta la sanción en 20 días.

Este radar dispone de tres cámaras de visión artificial situadas en cada uno de los carriles e instaladas al comienzo y al final del tramo. Según Tráfico, su objetivo principal es regular la velocidad en aquellas partes de la carretera en las que la seguridad es más comprometida, como son los túneles, viaductos o circunvalaciones de ciudades con alta densidad de vehículos.

La DGT advierte de que este tipo de radares tienen todos los sensores interconectados, y que no sirve de nada cambiarse de carril, ni frenar antes de la cámara instalada al final del túnel, ya que lo que mide es la velocidad media a la que se circula durante el tramo.

Continuando con el segundo radar que más multa en la comunidad de Madrid, se trata de un doble pórtico en el kilómetro 12.500 de la carretera de Extremadura, a la altura de Alcorcón en dirección a la capital. Este radar cazó a 18.154 coches el año pasado por superar los 90 km/h tras la salida de una curva pronunciada, y recaudó 450.451 euros en multas.

Y en tercer lugar, el cinemómetro situado en el kilómetro 24 de la autovía de Burgos en dirección a Madrid puso 16.555 multas, aunque en recaudación monetaria ocupa el segundo puesto, ya que sumó 729.416 euros en multas.

En la región de Madrid, hay 22 radares fijos que el año pasado multaron a un total de 118.959 vehículos, lo que se traduce en 325 infracciones diarias de media.

A los radares fijos en la comunidad hay que añadir los 21 radares móviles camuflados, que según indica la DGT se sitúan en puntos estratégicos donde se han producido accidentes. En 2016, el total de multas impuestas por este tipo de radares fue de 41.344 euros y recaudaron siete millones de euros frente a los 15 millones que consiguieron recaudar las arcas madrileñas de los radares fijos.

Evita las multas y conduce con seguridad con los avisadores de radar Angel Driver. Te avisará de todos los radares que hay en ciudad y carretera para que no te pillen de improviso. Descubre todos los radares en farolas, pórticos, multidireccionales, de tramo, semáforo y muchos más. ¡Evita que te metan la mano en el bolsillo!

También te puede interesar: