Durante el año pasado, la DGT interpuso 3.3 millones de multas por exceso de velocidad, casi un 34 % más que durante 2014.


La DGT hace caja a ritmo de la recuperación económica del país. En 2015, los radares de la DGT impusieron 3.286.799 sanciones por exceso de velocidad, un 33.7% más que el año anterior, o lo que es lo mismo, seis vehículos son sancionados por minuto o uno cada diez segundos, sin tener en cuenta los datos de las carreteras catalanas o vascas.

Este aumento en el número de multas por exceso de velocidad está relacionado con la bajada de precio de los carburantes y el optimismo generalizado por la recuperación económica.

Este dato no ha sido facilitado por la DGT, sino que lo ha ofrecido la Asociación Automovilistas Europeos Asociados. En ella se recoge que las denuncias aumentaron en todas las CCAA, salvo en Canarias y Valenciana. También que las carreteras andaluzas concentran el mayor número de infractores multados: 685.134, por los 410.248 en Galicia y 383.490 en Madrid.

La asociación aprovecha el informe para cuestionar la política de control de la velocidad de Tráfico. Argumenta, por ejemplo, que el 52.6% de las infracciones son a vehículos que circulaban por autovías, autopistas libres y autopistas de peaje, carreteras con menor siniestralidad. La cifra viene muy determinada por el gran volumen de circulación que soportan estas vías, pero es cierto que contradice el plan declarado por Tráfico de trasladar la mayoría de los radares a las carreteras secundarias, cuyo trazado no está desdoblado. No hay que olvidar que, en ellas, los excesos de velocidad son proporcionalmente más altos respecto a los límites existentes; y que son el escenario donde se producen alrededor del 80% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico.

Otra crítica se fundamenta en la lista de los 25 radares más efectivos. La mayoría de los que están en 2015 estaban un año antes y también la mayoría se han vuelto más voraces. Por ejemplo, la clasificación la encabeza el ubicado en el kilómetro 18,2 de la A6 sentido entrada a Madrid: detectó 68.616 vehículos el año pasado, un 11% más. Según AEA, si los radares incrementan sus denuncias con el paso del tiempo es porque fracasan en su vertiente educadora.

La amplia red de radares fijos instalados en nuestras carreteras junto con el apoyo de los móviles que equipan vehículos camuflados y de los ocho Pegasus que sobrevuelan nuestro territorio, multaron a un conductor cada 10 segundos, un 33,7% más que en 2014. En todas las comunidades autónomas vigiladas, a excepción de la Valenciana y Canarias, se registraron un mayor número de sanciones por exceso de velocidad, llegando a triplicarse en algunas como Cantabria, tal y como destaca Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Pero la comunidad que más conductores sancionó por exceso de velocidad fue Andalucía, con 685.134 denunciados por delante de Galicia, con 410.248 y Madrid con 383.490. En el extremo opuesto nos encontramos con La Rioja, con sólo 32.867 sancionados, Canarias (40.819) y Cantabria (58.870).

Evita ser uno más entre las millones de personas que han sido sancionadas por exceso de velocidad en las carreteras españolas con los mejores avisadores y detectores de radar Angel Driver. ¡Evita que le hagan una foto de recuerdo!

También le puede interesar: