Cuando salimos por carretera debemos ir con los cinco sentidos puestos en la conducción para evitar que se produzcan accidentes. Pero cuando además llevamos niños dentro del vehículo, la atención debe agudizarse. La Ley de Tráfico y Seguridad Vial es muy clara al respecto y quiere que los puntos que se refieren al transporte de niños en coche queden bien definidos de cara a los usuarios. El uso de sillita es, evidentemente, obligatorio.

Para aquellos que lo desconozcan, los menores de 12 años con una estatura igual o inferior a los 135cm tienen absolutamente prohibido viajar en el asiento del copiloto a menos que lo hagan sobre unos dispositivos homologados  al efecto. Los niños de esa edad deberán ir sentados en la parte trasera del vehículo con un sistema de retención infantil, siendo las sillitas el producto por excelencia. Si el niño tiene menos de 12 años pero es alto y supera ese 1,35m, podrá utilizar el cinturón de seguridad para adultos. El incumplimiento de esta normativa es una responsabilidad que recaerá sobre el conductor del automóvil.

Como muchas personas no tienen muy claro cómo se debe transportar a los menores, la DGT ha editado una guía denominada Siempre Seguros. Siempre Protegidos. Siempre en tu sillita. donde se informa de todos los detalles al respecto. Normativa, tipos de sillitas, lesiones que pueden producirse en caso de accidente, eficacia de los sistemas de retención infantil… todo ello se incluye dentro de este tríptico que está disponible en papel y en digital a través de la página web de la DGT.

A su vez, también se está preparando una guía informativa para personal sanitario para que puedan ser ellos quienes informen y aconsejen a los padres sobre cómo ha de viajar una mujer embarazada, de qué manera hay que llevar al bebé cuando sale del hospital o cómo hay que trasladar a los menores con estaturas inferiores a los 1,35m.

No obstante, los usuarios también deben ser conocedores de los tipos de sillitas disponibles en el mercado y de cuáles son las características de cada una de ellas. Un reciente informe realizado por los clubes automovilísticos más importantes de nuestro país ha revelado unos datos sorprendentes: sólo 14 de los 27 modelos de sillitas que se analizaron son buenos para llevar a nuestros hijos. Cuatro de ellos se consideraron como aceptables, mientras que nueve sillitas obtuvieron un suspendo.

En este estudio se analizaron aspectos referidos a la seguridad, la instalación del mismo, el confort y el uso que ofrecen. En esta edición se revisaron y reajustaron los procedimientos de evaluación de las pruebas, como por ejemplo en el impacto frontal, donde esta vez se ha empleado un dummy (un muñeco) con sensores abdominales que permiten identificar las lesiones generadas en un choque. También se han empleado modelos de coches actuales para analizar aspectos relacionados a la instalación de la sillita, y por lo que se refiere a las sustancias contaminantes, se han tomado los mismos parámetros que se siguen al evaluar juguetes y textiles.

La información ofrecida en estos estudios de una gran utilidad para los padres ya que sirve de guía para adquirir las sillitas de sus hijos. Pero más allá de las especificaciones de cada modelo, los adultos deben saber que una sillita ha de ir siempre bien anclada al coche, y que el sistema de retención infantil ha de estar adecuado a la estatura y peso del menor. Los trayectos cortos también son peligrosos con lo que el niño deberá ir montado en su sillita. Estas precauciones pueden salvar la vida de las personas a quienes más queremos: nuestros hijos.

¡Por una conducción más segura! Evita que te metan la mano en el bolsillo y busca la comodidad y seguridad en tus viajes.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndoles descuentos sobre artículos para la conducción y avisándole de las zonas donde están situados los radares cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares Angel Driver F18 ¡y emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: