Uno de los mayores temores de cualquier conductor son las multas. Ya sea por exceso de velocidad, por estacionar de forma incorrecta o por conducir de manera temeraria, las sanciones suponen un gasto económico al que muchas personas temen sobremanera. Y es que hay que tener en cuenta que estando en carretera ponemos en juego nuestra vida y la del resto de personas, y desgraciadamente, una de las maneras más efectivas de concienciar sobre ello es a golpe de talonario. Pero a veces nos ponemos en riesgo con auténticas tonterías que, de saberlo, no nos supondrían una sanción. ¿Sabes cuáles son las multas más tontas?

Las más inverosímiles pasan por efectuar acciones que nos resultan incluso automáticas, pero que según el código de circulación pueden ser un peligro para la conducción. Comer o beber, por ejemplo, son actividades que pueden costarnos una multa. Se han dado casos conocidos por la prensa en que personas han sido sancionadas por comerse un bocadillo de chorizo mientras esperaba el cambio de semáforo, o por darle bocados a un croissant. Maquillarse mientras se está al volante también es considerado un peligro, con lo que las mujeres deberán salir ya preparadas de casa o esperarse a llegar a su destino para echar mano del rimmel y el pintalabios.

Y es que según el artículo 11 del apartado 2 de la Ley de Seguridad Vial, el conductor debe “mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”. Comer, beber o maquillarse puede ser multado con 100 euros, aunque sin retirada de puntos del carnet. Si es la Guardia Civil quien nos pilla haciéndolo, la sanción nos sale por 80 euros, 40 si pagamos al momento. ¡Y atención! Ni se te ocurra lanzar una colilla por la ventana: 200 euros y 4 puntos menos es el precio que deberás de pagar.

También hay descuidos que nos pueden salir por un ojo de la cara. ¿Cuánto hace que no limpias la matrícula de tu coche? Pues al loro, porque llevarla sucia te puede costar 200 euros de multa. Asegúrate de que la lectura de los números es lo suficientemente clara como para que no te paren por descuidado. También debes ser previsor y cercionarte de que llevas triángulos de repuesto. El equipamiento básico cuando va en coche incluye triángulos, chaleco y rueda de repuesto, además de un sistema alternativo que te garantice que en caso de fallo podrás seguir circulando. Si te pillan sin estos materiales, puedes recibir una multa de 200 euros.

Por lo que se refiere al papeleo, es necesario llevarlo todo al día. No llevar el permiso de conducir encima te puede salir por 10 euros, poco dinero en realidad, pero si lo que ocurre es que te ha caducado, la cosa cambia. En este caso, tendrías que pagar 200 euros, así que más vale cumplir con los trámites y llevarlo todo actualizado.

Los despistes también se pagan caros. Si te saltas un semáforo en ámbar algo que a veces ocurre sin querer porque no da tiempo a reaccionar, a ojos de Tráfico es lo mismo que habérselo saltado en rojo. ¿Cuánto nos sale? 200 euros de multa. Tocar el claxon sin motivo está catalogado como sanción leve con lo que nos saldría por 80 euros. Y sino, que se lo digan a una vecina de Barcelona que fue multado por pitar cuando España ganó el Mundial de Fútbol en 2010.

También debemos ir con cuidado con el tema de las luces. El empleo alternativo en forma de destellos de la luz de largo alcance o de carretera, y de la luz de corto alcance o de cruce con finalidades distintas a las previstas, está prohibido. La multa por hacerlo es de 80 euros. Tampoco se pueden encender las luces cuando no se debe. Utilizarlas de forma incorrecta nos puede salir por 200 euros, así que vete con cuidado.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndoles descuentos sobre artículos para la conducción y avisándole de las zonas donde están situados los radares cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: