Irse de vacaciones en verano tiene cosas buenas y cosas malas. Lo mejor es disfrutar de unos días de descanso, desconexión, cambio de paisaje y, sobre todo, relax. Sin embargo para llegar al destino de nuestros sueños, muchos tenemos que realizar un recorrido en carretera que se puede convertir en una pesadilla si no vamos con cuidado y nos multan. A continuación repasamos cuáles son las sanciones más típicas del verano para que vayas con ojo y no cometas un error.

Si es que con los más de 81 millones de desplazamientos que se producen en las carreteras españolas en los meses de junio, julio y agosto, ¿cómo no van a ponerse multas? El exceso de velocidad sigue siendo la reina de las multas, muy a pesar de las campañas de información y sensibilización que desde la DGT se ponen en marcha. No olvides que pisar el acelerador te puede salir muy caro: multas de entre 100 y 600 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del carnet.

Conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas es otra de las imprudencias más habituales a pesar del peligro que ello conlleva. Además de poner en riesgo la vida, el conductor cazado se enfrentará a multas que van desde los 500 a los 1.000 euros, así como a la pérdida de entre 4 y 6 puntos del carnet.

Hay imprudencias que a veces cometemos por despiste y que, con un poco de atención, podrían evitarse con facilidad. ¿Es que no sabes que no se puede conducir hablando por el móvil? Pagar 200 euros y perder 3 puntos no vale la pena cuando puedes instalarte un sistema de Bluetooth que te librará de toda culpabilidad.  Conducir sin llevar cinturón es, a estas alturas, algo que no cabe en la cabeza. Si se te olvida ponértelo, tendrás que pagar 200 euros y perder 3 puntos ya que habrás cometido una infracción grave.

Si es que las normas están para seguirlas. Saltarse un semáforo en rojo conlleva la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir y una multa de 200 euros. En el caso de que adelantes una línea continua puede hacerte perder 400 euros y 4 puntos del carnet, así que cuidado con lo que haces.

El tema papeleo también hay que llevarlo siempre en regla. Ante un agente no hay peros que valgan, así que tanto el seguro como la ITV deben estar en regla. Circular sin seguro nos costará entre 600 y 3.000 euros, en función de si el vehículo está en marcha o no.  Llevar la ITV caducada tendrá una penalización de 200 euros, aunque si lo que ocurre es que no está validada, habrá que pagar 500.

Por último, si ves a un agente haciéndote indicaciones para que pares o de cualquier otro tipo, hazle caso. Ignorar a un agente de la autoridad está penado con una multa de 200 euros y una pérdida de 4 puntos del carnet.

Así que para el año que viene ya lo sabes: no cometas ninguna de las infracciones más habituales de la época veraniega e invierte ese dinero que te ahorras en multas en disfrutar y pasártelo bien.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndoles descuentos sobre artículos para la conducción y avisándole de las zonas donde están situados los radares cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: