Los seres humanos necesitamos descansar por la noche, dormir para poder recuperarnos de la actividad llevada a cabo durante el día. Por eso es muy importante gozar de un sueño reparador y dormir la cantidad de horas necesarias para que nuestro organismo reponga la energía gastada y nos permita rendir como es debido al día siguiente. ¿Sabías que el sueño se divide en diferentes fases y en dos tipos de descanso que tienen que ver con el movimiento de los ojos?

Seguramente no eras consciente de que mientras duermes nuestro cerebro sigue activo. ¡Nosotros descansamos pero él sigue trabajando! Distinguimos claramente dos tipos de fases: la del sueño REM y la del No REM. Las siglas REM se refieren a Rapid Eye Movement, es decir, “movimiento de ojos rápido”. Gran parte del tiempo, un total del 80% del rato en el que estamos durmiendo, lo hacemos en fase No REM, mientras que el 20% restante corresponde a la REM.

Además, también se distinguen cuatro estadios del sueño que se repiten varias veces por la noche, entre unas cuatro y seis veces. Cada uno de estos ciclos tiene estas distintas etapas:

-La fase del sueño liviano: representa un 5% total del tiempo que dormimos y es un sueño no reparador porque se perciben aún los estímulos que nos rodean. Es fácil despertarse y es el momento en que el tono muscular empieza a disminuir.

-Fase II: El ritmo cardíaco y respiratorio comienzan a disminuir y se produce una relajación muscular que nos lleva a la inconsciencia. En este momento es cuando dejamos de percibir lo que ocurre a nuestro alrededor gracias a un bloqueo de la percepción sensorial y de la información del exterior. En este tipo de sueño, que es parcialmente reparador, el tono muscular es aún menor que en la primera fase del sueño y representa un 50% del tiempo que dormimos.

-Fase III: Esta es, sin duda, la fase más importante del descanso. El bloqueo sensorial es mucho más intenso que antes y si nos despertaran en ese momento, nos sentiríamos desorientados.

-Fase IV: En este punto el sueño es totalmente profundo con lo que se logra una recuperación tanto física como psíquica.

fases del sueño

Si dormimos unas 7 u 8 horas, estas fases se repetirán entre cuatro y seis veces con una duración de unos 90 minutos cada una.

Es importante que respetemos las necesidades de descanso de nuestro cuerpo, que durmamos las horas necesarias y que lo hagamos de forma correcta. El sueño, si no es reparador, de poco nos servirá para poder afrontar una nueva jornada. ¡Nunca olvides que dormir bien es una necesidad!

En Publipunto le ofrecemos materiales de descanso que te ayudarán a tener un sueño reparador. Somos proveedores exclusivos de estas espectaculares almohadas de Carbono y Celliant tan ideales para mejorar el descansoVisítenos y descubre un sueño de calidad. Benefíciese en Publipunto de gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100 euros y acumule puntos descuentos por sus compras realizadas en el Club Publipuntoinfórmese aquí.

También te puede interesar: