El Ayuntamiento de Madrid ha emitido durante los nueve primeros meses de  2016 un total de 2.018.932 denuncias por un valor económico de 207.915.730€ según recoge el último informe de la organización de defensa de los conductores, Automovilistas Europeos Asociados (AEA), sobre las denuncias de tráfico formuladas durante 2016.

Estos datos demuestran que el consistorio ha aumentado, en el último año, su ritmo sancionador por infracciones de tráfico pasando de cuatro a cinco multas por minutos de 2015 a 2016.

El último informe, AEA destaca que durante 2016 se ha producido un incremento en el número de denuncias formuladas respecto al año anterior, en torno al 32%, siendo las infracciones más cometidas en las Áreas de Prioridad Residencial (APR) las que mayor subida han experimentado hasta el mes de septiembre (un 134,5%), pasando de 171.586 a 402.404.

También se han incrementado las denuncias por exceso de velocidad (65,2%) y las formuladas por las cámaras de control semafórico denominadas foto-rojo (un 121,6%). “La razón de este aumento en el número de denuncias -señala el presidente de AEA, Mario Arnaldo-, no obedece a una mayor falta de respeto de las normas de tráfico por parte de los conductores, sino al artificioso cambio en el límite de velocidad llevado a cabo por el Ayuntamiento de Madrid la M-30 y la instalación de nuevos “foto-rojo”, cuestionados por numerosos tribunales, en 18 intersecciones de la capital”.

Respecto de las denuncias por exceso de velocidad el radar situado la M-30, se convirtió a partir del mes de mayo en uno de los más activos de Madrid, pasando de formular 2.605 denuncias en todo el año 2015 a más 50.000 en tan sólo cinco meses, a raíz del cambio en el límite de velocidad.

Respecto a la gravedad de las infracciones, el 66,75% de las denuncias están calificadas como leves; el 32,9%, graves, y tan sólo el 0,35% están consideradas como muy graves (siendo el alcohol y las drogas la infracción prevalente en este grado máximo).

Relacionado con el tipo de infracción cometida en la capital (en su mayoría leves), los conductores madrileños apenas pierden puntos: Sólo el 5,3 % de las denuncias formuladas tenían pérdida de puntos. Este dato, a pesar de ser un porcentaje muy bajo,  llama la atención que más del 50% de este tipo de denuncias (47.116) conllevan la detracción de cuatro puntos.

AEA explica este fenómeno en la utilización por parte de las autoridades madrileñas del llamado sistema “foto-rojo” para captar las infracciones de semáforo (35.485 denuncias) que son sancionadas con multas de 200 € y la pérdida de 4 puntos. “Sanciones que cada vez con mayor frecuencia están siendo anuladas por los tribunales de justicia porque, como denunciamos desde su implantación, ofrecen serias dudas jurídicas”.

El informe de AEA señala que los controladores que formulan la mayoría de las denuncias en Madrid, un 45,8%, frente al 30,1% firma la Policía Municipal, o el 23,5% que corresponden a denuncias de los Agentes de Movilidad. El SACE, formuló el 0,6%.

En el anterior informe de AEA, el importe medio de la multa en Madrid se situaba en 98 €. En el actual se sitúa en 103 €. A la vista de estos datos, AEA sigue considerando desproporcionado el volumen de denuncias que se formulan en Madrid en relación con su parque de vehículos y el censo de conductores, lo que induce a sospechar que las multas de tráfico en Madrid no están cumpliendo con una finalidad correctora de las conductas infractoras.

En opinión del presidente de AEA, Mario Arnaldo, “el Ayuntamiento de Madrid ha convertido las multas de tráfico en un impuesto más y ha creado, bajo la bandera de la movilidad y la seguridad vial, una maquinaria sancionadora para nivelar los presupuestos municipales, ya que se imponen millones de denuncias para presupuestar unos ingresos que ni siquiera luego se consiguen cobrar”. Esta afirmación viene avalada por los datos contenidos en las sucesivas liquidaciones de los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid: Así en 2011 se presupuestaron por multas por infracciones a la ordenanza de circulación 220.000.000 € y tan sólo se recaudaron 63.887.276 €, es decir, el 33%. El año siguiente 2012, lo presupuestado fue de 175.950.000 € y se recaudaron 71.734.147 € (también el 33%). En 2013, se presupuestó 118.583.800 € y se recaudó 67.018.779 (34%). En 2014, se presupuestaron 118.583.800 € y se recaudaron 67.018.779 (35,9%), y en 2015 se presupuestaron 142.898.368 € de derechos reconocidos por multas y se recaudaron 58.365.366 (40,8%).

Fuente: Motor y Punto. Diciembre 2016.

Evita las multas con Angel Driver, los avisadores de radares más potentes y fiables del mercado. Con bases de datos actualizadas mes a mes gratuitamente desde nuestra web. Hazte ya con tu Angel Driver F10, Angel Driver Galaxy y Angel Driver F18.

También te puede interesar: