A nadie le gusta recibir una multa de tráfico, sobre todo por el desembolso económico que ello implica. Ahora bien, se ha detectado que las cámaras ubicadas en los semáforos de Madrid no funcionan de la manera que deberían, y muchas veces registran como sanción un comportamiento que no lo es. Gracias a las denuncias y a los recursos de los ciudadanos, esta verdad ha salido a la luz y ha dejado en evidencia la credibilidad de los dispositivos que pretenden incrementar las arcas del Ayuntamiento de Madrid.

Los fallos se han detectado en los casos en los que se ha registrado que un vehículo se ha saltado un semáforo en rojo cuando, en realidad, estaba con la luz ámbar. Mucha gente desiste y claudica con el pago del dinero de la multa ya que ve inviable enfrentarse al gobierno municipal y salir airoso. Pues bien, casos como los que citaremos a continuación dan fe de que la justicia actúa beneficiando a quien tiene la razón: el conductor en estos casos.

Un usuario fue sancionado con 200 euros y una disminución de 4 puntos del carnet por pasar un semáforo cuando estaba en rojo. El conductor sabía que él no había cometido aquella ilegalidad y que debía tratarse de un error del dispositivo de detección, con lo que decidió recurrir la denuncia e ir a juicio. Debemos recordar que el reglamento de circulación establece que el conductor de un vehículo, ante la luz amarilla de un semáforo no intermitente, debe detenerse. Y en caso de que esa luz sea intermitente, lo que deberá hacer es extremar la precaución.

Según las pruebas aportadas por el Ayuntamiento de Madrid y tal y como dictaminó el juez, no sólo no se ve la luz en rojo sino que las intermitencias se pueden apreciar en la fotografía hecha por el semáforo ni la Administración las aprecia. Además, añade en su sentencia: “no debe olvidarse que estamos en un procedimiento sancionador en donde las normas no pueden interpretarse en perjuicio, en este caso, del recurrente y que el tipo de infracción por el que fue sancionado es:“No respetar la luz roja de un semáforo”. Por ello, la conducta podrá ser constitutiva de  conducción negligente o temeraria (artículos 65.4.m) o 65.5.c) de la Ley de Tráfico, pero estando la luz en amarillo no puede tipificarse como lo hizo del Ayuntamiento de Madrid.”

Por tanto, como la Administración no pudo demostrar con su instrumento que aquello de lo que acusaban al conductor fuese cierto, perdió la demanda y tuvo que hacer frente a las costas del juicio. Sin embargo, éste no es el primer caso del estilo que encontramos en la capital de España. Son muchas las denuncias y los recursos que se acumulan en los juzgados y que tienen la misma historia tras de sí. ¿Dónde está el problema?

El problema viene en el error de base de los semáforos, que no detectan bien cuando el conductor se salta el rojo. Tal y como informó en 2010 Automovilistas Europeos Asociados (AEA), el Ayuntamiento de Madrid se estaba excediendo en la imposición de sanciones relacionadas con el rojo del semáforo cuando en realidad éste estaba en ámbar. El 70% de los más de 17 millones de denuncias interpuestas en la zona por este motivo son erróneas.

Las cámaras de los semáforos no cumplen con la normativa que está en vigor, y que según el artículo 70.2 del real Decreto Legislativo 339/1990 de 2 de marzo se señala que “Los instrumentos, aparatos o medios y sistemas de medida que sean utilizados para la formulación de denuncias por infracciones a la normativa de tráfico estarán sometidos a control meteorológico en los términos establecidos por la Ley 3/1985, de 18 de marzo (RCL 1985, 623), de Metrología y su normativa de desarrollo.”. Al no poderse presentar en los juicios ningún documento que demuestre que los instrumentos de captación funcionan bien, es la Administración la que acaba siendo sancionada.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndoles descuentos sobre artículos para la conducción y avisándole de las zonas donde están situados los radares cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: