No es ninguna novedad que el hecho de estar sentados durante tantas horas al día o de utilizar constantemente aparatos tecnológicos, nos está afectando de forma muy negativa a la espalda, la columna y las cervicales. No sabemos adoptar una postura correcta, aunque muchas veces es por cuestión de ignorancia. ¿Qué es lo que hacemos mal para tener tanto dolor?

Estar en la oficina tiene mucha culpa de que nos duela la espalda. Gran parte de nuestra jornada laboral se desarrolla sentados, así que tenemos que ser conscientes de qué postura adquirimos. Es importante que apliquemos buenos hábitos ergonómicos, como colocar la silla a una altura que nos permita tocar el suelo con los pies y situar la pantalla del ordenador al nivel de los ojos. Para ello existen unas plataformas que equilibran la distancia y el nivel en este sentido. La situación del teclado también es importante ya que hay que colocarlo a la altura de los codos para que las manos descansen sobre el escritorio.

Se recomienda levantarnos cada dos horas y dar un pequeño paseo con el fin de corregir nuestra postura y activar la circulación de las piernas. Además, aliviaremos la tensión muscular que se crea cuando estamos concentrados ante la pantalla del ordenador.

Uno de los truquillos más efectivos para corregir la postura de la espalda es colocarse pegado a una pared para verificar que la columna dorsal, los glúteos y los hombros la tocan. En el caso de los talones, éstos no tienen que tocar la pared y también debe quedar un pequeño espacio entre la zona lumbar y la pared. Una vez hayamos encontrado esta postura, hay que separarse de la pared e intentar mantenerla sentados en nuestro escritorio.

Tampoco hay que exagerar ya que hay personas que en un alarde de estirar la espalda acaban por arquearla en exceso, con lo que volvemos a provocar dolores y efectos nocivos en nuestra columna. Recuerda que una mala postura puede provocar pinzamientos, rigidez, dolores de cuello, espalda, hombros y caderas, tensión muscular y de ligamentos, además de un alineamiento corporal desbalanceado.

Para todos aquellos que tengan que usar el móvil constantemente, está bien que sepan que tienen que intentar mantener el aparato al nivel de los ojos para no tener que inclinarse hacia adelante. En este caso, también es recomendable que hagan ejercicios para fortalecer la espalda dorsal y los hombros. Además, las técnicas de respiración diafragmáticas también les serán de gran utilidad.

Pero más allá de la corrección postural, de los consejos en cuanto al uso de aparatos, y de la modificación de hábitos diarios, también podemos aliviar los dolores y molestias en la espalda gracias a la ayuda de un cojín como Respaldín. Se trata de un revolucionario cojín lumbar diseñado por especialistas posturales que tiene el objetivo de proporcionar el apoyo correcto en la base de la columna.

El diseño exclusivo de este cojín protege la zona lumbar, reduce la tensión en músculos y articulaciones y previene el dolor de espalda. Además, está fabricado con lana 100% y un exclusivo sistema 3D Air System. El cojín Respaldín se recomienda sobre todo a personas que pasan mucho tiempo sentadas y también a aquellas con problemas de espalda.

Una de sus grandes ventajas es que te lo puedes llevar donde quieras, así que podrás sentir el alivio en tu espalda tanto en la oficina, mientras conduces o en casa cuando estés sentado en el sofá. ¡Respaldín es tu compañero indispensable para aliviar el dolor de espalda!

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogar,salud,motorregalos congastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: