En lo que a la  industria del confort y descanso se refiere, hace mucho tiempo que se están haciendo avances para mejorar nuestra experiencia. Todos sabemos lo importante que es tener un buen colchón para dormir bien, así como contar con unas almohadas adecuadas según las necesidades de cada persona. Entre los materiales más usados y que mejores resultados dan está la espuma viscoelástica, un tipo de tejido que poco a poco ha ido ganando su terreno e importancia.

La espuma viscoelástica nació en los años setenta en la NASA. Se empezó a desarrollar en su centro de investigación de Ames con la intención de aliviar la presión que padecían los astronautas por la fuerza de la gravedad en el momento del despegue de las naves. Finalmente no se llegó a usar nunca en este campo, pero su utilidad se extendió al sector de los colchones y gracias a ello millones de personas gozan de un sueño reparador cada noche.

En los años noventa, el material viscoelástico pasó a formar parte de los hospitales ya que, al no efectuar presión sobre el cuerpo, era ideal para las personas que tenían que pasar largos periodos en cama. De esta manera, se evitaba que se produjeran las temidas llagas, y proporcionaban comodidad a todos los pacientes que dormían en un colchón de este tipo.

Cuando hablamos de Visco hablamos de una espumación técnica que cambia de forma y firmeza en contacto con el calor corporal. ¿Lo sabías? Este material se va amoldando al cuerpo y disipa la presión de manera uniforme, con lo que la sensación de comodidad aumenta. Este material se emplea para la fabricación de colchones y almohadas y se combina con otros materiales para que aporte firmeza a nuestra columna.

A día de hoy, la espuma viscoelástica se utiliza de forma extendida como complemento de un núcleo que puede ser de muelles o de espumas HR. Para que nos entendamos, el viscoelástico se coloca en una capa bajo la parte superior del colchón para dar mayor confort al mismo. Además, evita el hundimiento una vez nos tumbamos, algo que resulta nocivo para la salud de nuestra espalda.

Como apuntábamos, no sólo los colchones se pueden beneficiar de las bondades de este material sino que las almohadas también. La Almohada viscoelástica Celliant Pillow de Star Nordic es el claro ejemplo de ello. No sólo alivia los puntos de presión del cuello, la cabeza y los hombros, sino que además ofrece el alineamiento perfecto para la columna. Contiene celliant, un componente muy utilizado entre los atletas para oxigenar las células de la sangre y mantener la temperatura corporal.  Si a eso le añadimos la comodidad del visco, que es 100% transpirable y que elimina la humedad, estamos ante una almohada más adecuada y cómoda para tener un sueño reconfortante y reparador.

El material viscoelástico es tu mejor aliado para dormir bien. ¡Aprovéchate de sus beneficios y vuelve a descansar como un bebé!

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogar, salud, motor,regalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: