La sartén es otro de los utensilios básicos en cualquier cocina. Por lo general se adquieren en un pack de tres con medidas distintas para cocinar las raciones adecuadas en cada situación. Empleadas básicamente para sofreír y saltear, las sartenes pueden estar fabricadas de distintos materiales.

De aluminio son aquellas que consiguen una máxima distribución del calor. Sin embargo se oxidan y no pueden emplearse en cocinas de inducción. Las de acero aleado casan con cualquier tipo de cocina mientras que las de acero inoxidable también pueden ser problemáticas en las cocinas de inducción.

Los chefs profesionales siempre se decantan por las que están fabricadas en metales de fundición como el hierro, el acero o el aluminio fundidos. Cierto es que pesan más pero el calor se reparte de una forma muy uniforme y no se sobrecalientan con facilidad. Además, al estar hechas de un material con mayor grosor admiten más acciones a parte de la de freír o saltear.

Como vemos, la distribución del calor es una característica muy importante en cualquier sartén. Si se queda solo alojado en la parte central del utensilio acabará por dejarnos crudo lo que se sitúa alrededor y quemándonos lo alojado en el centro. Debemos tener en cuenta también que el hecho de que el calor quede retenido nos hará precisar de menos rato de fuego. En consecuencia ahorraremos energía y dinero.

juego de sartenes spider panAmbas características las poseen las sartenes Spider Pan. ¡Por eso constituyen un auténtico ahorro en la cocina! Y no simplemente en cuanto a energía sino también en lo que a dinero se refiere. ¿Te imaginas poder cocinar sin necesidad de añadir aceite o grasas para que los alimentos se frían? Ahora, con las sartenes Spider Pan, se puede.

Su estructura poligonal es la responsable de la retención del calor y de que los alimentos puedan cocinarse simplemente por la acción del calor alojado bajo la tapa de cristal que acompaña a las sartenes.  Una manera sana de freír y cocinar carnes, verduras y pescados. Si quieres cuidar tu línea o no te gusta tener que bañar lo que preparas en aceite, esta es tu mejor opción.

Otra de sus grandes ventajas es la de que los productos que se añaden no se quedan pegados, algo que además nos facilitará su limpieza después de cocinar.Las sartenes Spider Pan pueden lavarse en el lavavajillas sin ningún problema, aunque lo cierto es que son tan fáciles de limpiar que en la mayoría de ocasiones bastará con darles un golpe de jabón bajo el grifo. ¡Ahorra tiempo en la cocina gracias a este fantástico utensilio!

Cabe mencionar que estas sartenes de las que hablamos pueden ser usadas en todo tipo de cocinas sin restricción por culpa del material del que estén hechas. ¡Cocina de la forma más rápida, saludable y ahorrativa gracias a las Spider Pan, y preocúpate sólo de disfrutar de los platos que prepares!