Los premios ‘Micrófono de Oro’ son un clásico de la comunicación en España y los Antiguos Alumnos de Radio Juventud de España han concedido a Ramiro López el Micrófono de Oro, quien afirmaba que “Es la mayor satisfacción del mundo puesto que es el máximo premio que otorgan los profesionales de la radio y la televisión, es un reconocimiento a mi trayectoria profesional y para mí es un honor tener un premio que también fue otorgado con anterioridad a Luis del Olmo, Miguel de los Santos, Elías Rodríguez, etc… gente que ha hecho grandes programas en radio o televisión”.

17952929_1432652183468714_4664053616996715697_n
Los galardones fueron entregados este jueves 20 de abril y reconocen la trayectoria de los profesionales de la radio y la televisión, así como a otras personas e instituciones de distintos ámbitos que destacan por su colaboración con los medios de comunicación, algo por lo que Ramiro López fue el primer sorprendido ya que  “Nunca pensé que a día de hoy podrían reconocer mi trayectoria con este premio. Yo llegué a la radio siendo un chiquillo con pantalones cortos. En lo más remoto pensaría yo que me iban a dar los premios y reconocimientos que me han dado a lo largo de mi carrera y son un orgullo para mí todos ellos”, afirmaba un Ramiro López que recuerda como si fuese ayer la primera vez que se sentó delante de un micrófono. “Mi primera vez fue en ‘Radio Juventud de Albacete’ y nunca se me olvidará. Yo hacía el control y lo primero que pude contar en antena fue una nota necrológica. Al acabar la nota, llamó la familia del fallecido a quejarse porque decían que se pareció a un anuncio de una discoteca. Posteriormente, en ‘Radio Popular’ ya me dieron más cancha e hice programas como por ejemplo ‘Ronda de Canciones’, ‘Mercado del Aire’, etc… Ahí comenzó para mí la radio hace ahora 46 años”.

IMG_3205

Esa necrológica fue su primera aparición en la radio a nivel profesional, pero mucho antes y con tan sólo cinco años de edad, Ramiro López tuvo claro un día que el periodismo y concretamente la radio, debían de ser su forma de vida. “La radio es una vocación, igual que el periodismo. Yo crecí pegado a mi vieja ‘Telefunken’ y muy pronto tuve claro que la radio debía ser mi vida. La primera vez fui a un estudio de radio fue con cinco años, de la mano de Pepe Navarro Narro, el padre de María José Navarro, y me llevó a la Cadena SER a participar en un programa que se llamaba ‘El Pototeo’. Yo tenía cinco años y llevaba una corbata y un pañuelo de pico falsos, me acuerdo como si fuese ayer porque me enamoré de la radio y me dije a mí mismo que tenía que hacer lo posible y lo imposible por trabajar en la radio”, asegura un Ramiro López que lleva a Albacete en el corazón, “Todo comenzó en Albacete y aunque luego tuve la suerte de proyectarme a nivel nacional e internacional, Albacete siempre será mi punto de referencia y mi norte. Esté donde esté, Albacete siempre será mi vida y siempre pienso en Albacete porque lo llevo dentro”, expresa.

Después de tantos años delante de un micrófono, Ramiro López guarda multitud de anécdotas que van desde bromas de sus ex compañeros hasta algún dato sobre la temperatura exterior una fría mañana invernal albaceteña, “He vivido muchas anécdotas y recuerdo muchas con cariño. Cuando era muy joven, mis compañeros de Radio Popular me hicieron ir en pleno mes de julio a la estación de tren a las tres de la tarde para recoger unas cintas. Al llegar, estaban todos allí esperándome para reírse de mí porque se trataba de una broma. Otro día, después de una mala noche, llegué a los estudios a las siete de la mañana y cuando di la temperatura no miré el termómetro y dije en antena que había ocho grados de temperatura en Albacete. Acto seguido, sonó el teléfono y al otro lado había un oyente que me dijo que si yo me había metido el termómetro en ‘mis partes íntimas’ porque en realidad la temperatura que había era de cinco grados bajo cero”, recuerda para ‘El Digital de Albacete’ Ramiro López.

IMG_3232

 

Más noticias relacionadas: