La piel es la parte de nuestro cuerpo  que recibe todas las agresiones externas, como son la incidencia del sol o de las ráfagas de viento. Por eso hay que cuidarla y prestarle el máximo de atención, sobre todo a la piel de la cara, más fina y sensible que la dermis del resto de la anatomía. No es nada nuevo que el sol cada vez incide más y es más peligroso para los seres humanos, haciendo que sea necesaria una protección para evitar males mayores. El fotoenvejecimiento es una de las consecuencias de no cuidar ni proteger la piel mientras nos exponemos a los rayos solares.

Y es que la piel tiene memoria, y aunque no nos demos cuenta, todo el sol bajo el que nos expongamos en la juventud dejará un rastro sobre nuestra dermis que aparecerá cuando nos hagamos mayores. Ya hace unos años que los profesionales médicos en la materia alertan sobre la peligrosidad de los rayos ultravioleta y de la necesidad de usar fotoprotección, ya sea cuando vamos a la playa, a la montaña o cuando salimos a la calle. En verano, las temperaturas aumentan y los rayos de sol impactan de forma más agresiva, con lo que  hay que ser más cuidadosos que durante el resto del año.

En el pasado, teníamos la mala costumbre de aplicar la crema de fotoprotección sólo en los niños, pero tanto pequeños como mayores deben aplicársela, teniendo siempre en cuenta el factor necesario para cada piel. Las personas con piel blanca y los niños siempre deben usar las cremas solares de protección más alta.

Como decíamos, las consecuencias en la piel de una sobreexposición solar se acaban viendo con el paso de los años. Una piel arrugada, seca y de mal aspecto es el resultado del mal hábito de tomar el sol sin precaución. El envejecimiento prematuro de la piel es algo que cada vez se ve más, aunque por suerte son muchas las campañas que para evitarlo se hacen y que, cada vez, tienen más calado en la población.

Los profesionales advierten de que el sol envejece tanto o más que el tabaco. Por eso hay que tener cuidado. En el campo de la estética, hay muchos tratamientos que se encargan de rejuvenecer la piel y, gracias a los avances, a día de hoy es innecesario pasar por quirófano para vernos más jóvenes. De hecho, cada vez más cirujanos se interesan por adquirir conocimientos acerca de la medicina estética para conseguir mejoras faciales y corporales sin necesidad de cirugía.

Los tratamientos que más destacan en la actualidad son las puntas de oro, que aplican calor intradérmico sin afectación de la epidermis y que consiguen reducir flacidez; los hilos tensores de la piel y el rejuvenecimiento con toxina botulínica, el bótox, que logran quitar las arrugas del tercio superior de la cara; y por último, el lifting de ácido hialurónico que permite dar volumen a los rasgos faciales.

También hay que tener en cuenta la cosmética facial que se emplea como base de hidratación con aceites de argán, de uso milenario en cualquier tratamiento de belleza. A esto hay que añadir las cremas que se usan por la noche y cuyo efecto estimula el colágeno y ayuda a mitigar la aparición de manchas, y la fotoprotección solar. Lo cierto es que no existe una sola terapia que funcione para todo sino que más bien es la combinación de distintos tratamientos lo que actúa en varios puntos y acaba ofreciendo un resultado beneficioso para la piel.

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogar, salud, motor, regalos, etc con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: