Uno de los pilares fundamentales sobre los cuales se basa el principio de vida saludable es la realización moderada, pero habitual, de ejercicio físico. Sin embargo, cada vez más prevalece el sedentarismo entre nuestra población, algo que está estrechamente ligado a la obesidad y el sobrepeso.

La última Encuesta de Salud realizada en nuestro país, así como diversos estudios universitarios elaborados recientemente, se constata que entre la población juvenil y universitaria pasa demasiadas horas ante el televisor y lleva a cabo muy poca actividad física. Así mismo, muchos estudios observacionales llevados a cabo en los últimos años han mostrado una clara relación entre los comportamientos sedentarios y el incremento de exceso de peso.

Las cifras son llamativas: cuatro de cada diez españoles se declara sedentario. Esto sitúa a nuestro país a la cabeza de los europeos más inactivos, siendo superados sólo por Grecia, Bulgaria y Portugal. Debemos tener en cuenta que permanecer sentado durante más de 6 horas diarias, según la American Cancer Society, favorece la aparición de problemas de corazón, diabetes, hernias, depresión, trombosis venosa profunda, problemas de huesos, obesidad y carcinomas, entre otros muchos males.

Evitar el sedentarismo es importante porque la carencia de ejercicio físico en el día a día de una persona, como podemos comprobar, constituye un riesgo importante para el organismo humano. El sedentarismo físico es una característica muy propia de la vida moderna, sobre todo en aquellas sociedades desarrolladas donde la penetración de las tecnologías evita los esfuerzos de nuestro cuerpo.

Debido a que el sedentarismo se está convirtiendo en uno de los males desencadenantes de tantos problemas que pueden llegar a ser de gravedad, es importante y necesario llevar a cabo estrategias donde se den a conocer los beneficios de moverse. Evitar el sedentarismo a edades tempranas, como en los niños, por ejemplo, que deben realizar ejercicio físico desde una edad temprana para que así lo adquieran como un hábito diario.

Por su parte, los estados y organismos oficiales cada vez más apoyan y promueven actividades deportivas en las poblaciones que conforman nuestro país, convirtiendo al deporte en algo divertido, colectivo y accesible a todo el mundo. Incluso muchas empresas destinan espacios privados a la realización de ejercicio por parte de sus empleados.

Caminar es la actividad física más elemental y más al alcance de la mano de cualquiera para evitar el sedentarismo, además para evitar problemas de obesidad podemos perder peso andando. No es necesario que se lleven a cabo carreras de fondo, basta con establecerse metas diarias, pequeñas pero constantes, y que cada vez vayan en ligero aumento. La natación también es muy recomendable porque se activan todos los músculos del organismo.

Evitar los vehículos o el transporte público cuando la distancia se pueda recorrer a pie es una buena estrategia. Si vivimos muy lejos del trabajo, ¿por qué no aparcar a unas cuantas calles de distancia o bajarse un par de paradas antes del bus? Elegir escaleras antes que ascensor es lo más recomendable, de la misma manera que un paseo después de comer o de cenar nos serán de gran ayuda para ejercitarnos y evitar engordar.

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: