Existen muchos métodos de depilación y cada persona escoge el que mejor se adecua a sus necesidades y gustos. Hay personas que se decantan por la cera mientras que otras eligen las cuchillas. También los hay quienes prefieren la crema depilatoria, y en cambio otros son fieles a las máquinas depiladoras. Sea cual sea la forma en la que terminas con tu vello corporal, hay una serie de consejos a seguir para evitar los errores más frecuentes de la depilación.

Las cuchillas son una de las opciones más recurrente. Son fáciles de manejar, rápidas y no dejan signos que evidencien que nos acabamos de depilar. Así como la cera nos puede dejar la piel algo irritada o los poros abiertos, la cuchilla corta el pelo al ras sin afectar a nuestra dermis. No obstante, no hay que olvidar que lo que estamos haciendo es pasarnos unas cuchillas que podrían herirnos. Para evitarlo, es muy importante que nunca nos depilemos en seco. La cuchilla debe pasarse por la piel mojada, por eso utilizarla en la ducha es una de las mejores opciones. Además, se recomienda usar gel, jabón o una espuma especial antes de pasar las hojas. ¿Por qué? Porque ese producto absorbe las irregularidades de la piel, creando una capa homogénea que evite cortes.

Si nos decantamos por este método, debemos saber que  nunca debemos intentar apurar al máximo. Las cuchillas con 4 horas son las que consiguen ese resultado, pero hay que tener cuidado ya que las pieles sensibles pueden resentirse en exceso. Irritaciones, grietas y hasta heridas pueden derivarse de una depilación demasiado apurada. Se recomienda que los cabezales de dichas cuchillas tengan una cinta humectante en el cabezal para facilitar el rasurado.

¿Qué ocurre si preferimos las maquinillas eléctricas? Antes de someternos al proceso depilatorio hay que realizar una exfoliación, un paso que muchas personas, por las prisas, obvian. Otros, sin embargo, sólo reservan ese tratamiento para piel del rostro, olvidando que otras partes de nuestro cuerpo también pueden beneficiarse de sus efecto. Lo que la mayoría desconocemos es que gracias a esa preparación de la piel lograremos evitar que el vello se nos enquiste.

Esta técnica es la que más reseca la piel, y por eso hay que nutrirla e hidratarla bien una vez finalizada la operación. Por lo general, sólo las maquinillas que lo permitan pueden usarse en húmedo, así que hay que fijarse bien en las características de la que empleamos. Una buena opción es Nina Silk, que ofrece una depilación duradera y sin dolor. No obstante, si algo destaca este sistema de depilación es que exfolia la piel gracias a su material tecnológicamente avanzado llamado Cristal de Seda. Nina Silk funciona en movimientos circulares de manera que el vello se va desprendiendo mientras la piel se exfolia, con lo que ésta queda más suave y sin irritaciones. Unos resultados magníficos tanto en las piernas como en antebrazos, labio superior o la línea del bikini. De hecho, se trata de una maquinilla unisex que pueden usar tanto hombres como mujeres con total tranquilidad.

Consigue ya una depilación natural, rápida e indolora.

Su precio, al alcance de cualquier bolsillo es de 29.99 euros, además si formas parte del Club Publipunto conseguirás 146 puntos-descuento que podrás canjear por descuentos en tu próxima compra. Además disfruta en Publipunto de gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100 euros.

También te puede interesar: