¿Se recomienda usar el cinturón cuando se está embarazada? ¿Puede su uso dañar al feto? Esta y otras son preguntas son las que mujeres en estado de gestación se hacen respecto a si utilizar el cinturón de seguridad en su estado puede o no resultar contraproducente para la criatura que crece en su interior.

Utilizar cinturón de seguridad.

En primer lugar hay que recordar que sin él, el impacto directo con el volante “podría ocasionar riesgos graves, como el desprendimiento de la placenta o la rotura uterina” según el doctor Emmanuel de Sostoa, responsable de Ginecología del nuevo centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria (CARS) de Seat.

Es por ello que en caso de accidente, cualquier lesión que el uso del cinturón pudiera provocar tanto a la mujer como al feto serían siempre mucho menor que las que ambos sufrirían si la mujer no llevara el cinturón puesto.

El uso del cinturón es obligatorio para las mujeres embarazadas desde 2006 y no utilizarlo conlleva una sanción. Las embarazadas deben colocarse la banda ventral del cinturón en la posición más baja posible, para que su efecto de retención se proyecte sobre la pelvis (la parte más dura) y no sobre el vientre (la parte más blanda y donde presionaría directamente sobre la placenta y, consecuentemente, sobre el feto). La banda diagonal debe situarse de igual manera a como se coloca cuando la mujer no está embarazada, es decir, lateralmente sobre el abdomen, entre los senos y apoyándose en la clavícula.

Mantener una distancia de seguridad con el volante

Cuando viajan al volante, las mujeres embarazadas deben procurar ampliar la distancia de seguridad que las separa del volante, situándose a unos 25 centímetros del mismo, ya que de esta manera evitarán posibles lesiones con el mismo.

No desactivar el airbag

Si viajan como pasajeras es conveniente de igual forma mantener la distancia y no desactivar el airbag. El uso combinado del airbag y el cinturón de seguridad evitará muchas más lesiones de las que se podrían producir en caso de no tener ambos dispositivos correctamente conectados.

Para una mujer embarazada, no es lo mismo conducir con un mes de gestación que durante el octavo mes, por lo que a medida que va aumentando  es necesario variar la posición de la conducción y adecuar el puesto de conducción a la evolución del cuerpo.

Conducción cómoda

Lo recomendable es viajar con el respaldo lo más recto posible y sentarnos siempre correctamente. Además cuando la gestación se encuentra en su estado más avanzado  las bandas pélvicas resultan muy cómodas en viajes largos.

Conducir con ropa cómoda también es fundamental, ni demasiado holgada ni demasiado ceñida y conducir con zapato plano e igualmente cómodo.

Realizar paradas frecuentes

Durante viajes largos es recomendable realizar paradas más frecuentes de lo habitual. Si en una situación normal se recomienda no conducir durante más de 2 horas o 200 kilómetros, en el caso de mujeres embarazadas a bordo es conveniente parar más a menudo, ya que precisan de ir al baño o saciar el hambre con mayor asiduidad.

También es conveniente aprovechar las paradas para dar un pequeño paseo y evitar así dolores y calambres en las piernas.

La mitad de las posibles lesiones fetales graves en caso de accidente pueden llegar a evitarse colocando correctamente el cinturón. Es cierto que durante los primeros meses es más complicado mantener la banda ventral por debajo de la tripa, para ello nos podremos ayudar de una banda pélvica que la retiene. Usarla durante el embarazo resulta muy cómodo.

Mantener mayor distancia de seguridad con el vehículo que nos precede

A medida que avanza el embarazo, la forma de conducir se ve afectada, sobre todo en los últimos meses y los movimientos se enlentecen, la agilidad a menudo disminuye… por eso es mejor llevar una conducción relajada. Aumentar la distancia de seguridad para evitar maniobras bruscas y sobresaltos es buena idea.

¿Cuándo dejar de conducir?

Conducir estando embarazada no supone una situación de riesgo, ni tampoco existe una prohibición explícita al respecto en la normativa, siempre y cuando el embarazo sea saludable. Es cierto que durante el último mes , se trata de “sentido común” y dejar de conducir dependerá del estado de la embarazada.

 

En Publipunto te ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndote descuentos sobre artículos para la conducción que te avisarán de las zonas donde están situados los radares. Visítanos y conoce más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares Angel Driver F18¡Emprende equipado tu viaje!

También te puede interesar: